Fue la Advertencia del Banco Central



Las políticas de aislamiento decretadas para frenar el avance de la pandemia del coronavirus están teniendo sus evidentes consecuencias en la actividad económica. Por este motivo, desde el Gobierno lanzaron una serie de medidas para disminuir el impacto económico en la población. En este contexto, el Banco Central (BCRA) volvió a advertir sobre la modalidad y disponibilidad de los cajeros automáticos en el país.

La máxima autoridad financiera recordó que “todos los cajeros automáticos deben dejarte sacar hasta $15.000 pesos por día“. En la misma línea, el BCRA aclaró que esto es posible realizarlo en una “sola extracción”. Asimismo, la entidad recalcó el hecho de que, de no ser posible esto, el cliente tiene derecho a que “los bancos pueden fijar un límite aun más alto”.
Durante estos primeros días del mes de mayo, al ser fecha de pago de salarios, la afluencia de personas a los cajeros incrementa debido a la necesidad de retirar el dinero. “Si no podés obtener en una sola extracción el monto deseado, volvé a intentarlo en una nueva operación hasta que completes la suma que necesitás“, reiteró el Banco Central.

La autoridad monetaria insistió en remarcar esta situación dada la intensidad financiera por la que atraviesa el país. Es por ello que hizo uso de los múltiples canales de comunicación para advertir a la sociedad sobre esto. Al mismo tiempo, la entidad recordó que “además podés usar cualquier cajero automático, seas o no cliente, sin cargos ni comisiones hasta el 30 de junio“.



Todos los Cajeros automáticos deben dejarte sacar hasta $15.000 pesos por día y en una sola extracción, aunque los bancos pueden fijar un límite aun más alto.
Recordemos que el uso del cajero automático es la única manera que tienen los argentinos de acceder al dinero de manera física. Esto se debe a que las entidades bancarias abrieron sus puertas pero solo con atención limitada. De esta manera, la atención en caja se da solo a aquellos clientes que extraviaron sus tarjetas de débito. Es decir, no existe el pago de manera física por parte de cajeros humanos.