La criatura presentaba un estado de excitación y quedó internada en estado crítico. Al llegar al departamento donde vivía la familia, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires encontró una balanza y dosis preparadas para la venta. El matrimonio quedó detenido.

La Policía pudo comprobar que la hija, una beba de 10 meses, había ingerido cocaína, por lo cual tuvo que quedar internada en un hospital pediátrico al que llegó con un estado de excitación grave.

Las detenciones se produjeron luego de un allanamiento realizado en el departamento donde la pareja reside con la niña, en el céntrico barrio de San Nicolás, en el que se hallaron cocaína y elementos para fraccionar la droga.

Ante ello, se realizó una denuncia en la Fiscalía N° 31, a cago del Carlos Rolero Santurain, y el Juzgado Penal Contravencional y de Faltas Nº 20 libró una orden de allanamiento en el domicilio de los padres, un ciudadano peruano de 38 años, y una mujer argentina de 30.