Este martes integrantes del Consejo de Pastores Evangélicos de Sarmiento (COPAES) y Pastores que no integran parte del mismo pero que trabajan en la Localidad, mantuvieron un encuentro con el Intendente y Gabinete para evaluar y acordar medidas en el marco de la pandemia COVID-19.

Si bien se conocieron Decretos Nacionales de aperturas para actividades religiosas no hubo adhesión por parte del Gobierno provincial.

Aún así esta semana se podrían conocer nuevas medidas a través de una resolución Municipal, y desde el Consejo Pastoral se adelantó que serán aperturas consensuadas.

Entre las posibles medidas de “flexibilización” con este sector se otorgará un permiso de circulación local especial a cada Pastor para acudir a la asistencia de personas en caso de urgencias .

Además podría habilitarse un horario para “consejería pastoral” de una persona a la vez.

Los pastores podrían concurrir al templo para transmitir sus mensajes a través de plataformas digitales.

QUEDARÁN PROHIBIDAS LAS ACTIVIDADES QUE IMPLIQUEN AGLOMERACIÓN DE PERSONAS (cultos, reuniones, celebraciones), hasta tanto no sean autorizadas por el ejecutivo Municipal.