El procesado fue detenido por la policía ayer a las 16:30, en la ruta nacional n°26, cuando transitaba a bordo de una camioneta. Al requisar el vehículo, la policía hallo una carabina semi automática. El imputado no contaba con la autorización legal correspondiente.

Se trata de Tomas Alfredo Bianucci (36) que fue imputado como presunto autor del delito de portación ilegal de arma de fuego de uso civil en calidad de autor. 

Los operadores de la oficina judicial, organizaron una audiencia de control de la detención y formalización  de la investigación preparatoria de juicio, mediante el sistema de video conferencia. El juez Alejandro Rosales, el funcionario del Ministerio Publico Fiscal , Ezequiel Castro y el abogado defensor Mauricio Fontañez, realizaron las intervenciones desde sus oficinas de trabajo. El detenido, en tanto, participo desde la comisaria de Sarmiento, utilizando un dispositivo de las autoridades policiales.

El acusado participó desde la comisaría Sarmiento.

Rosales resolvió tener por formalizada la investigación preparatoria de juicio contra  Alfredo Bianucci, en orden a los hechos descriptos por la Fiscalía. También hizo lugar a la calificación legal escogida:

“Portación ilegal de arma de fuego de uso civil en calidad de autor” (artículos 45, y 189 bis, apartado segundo, tercer párrafo del Código Penal) según informó el Departamento de Prensa del MPF.

Los hechos:
El hecho se registró el domingo 7 de junio sobre la Ruta Nacional n°. 26, a la altura del kilómetro 95.  En esa ocasión, personal dependiente de la División de Seguridad Rural Sarmiento, procedió a la interceptación de una camioneta marca “Toyota”, conducida por . Tomás Alfredo Biancucci. Estaba acompañado por otras dos personas.
Cuando los policías procedieron a la identificación de todos los ocupantes, los hicieron descender del rodado. En este contexto, constataron  que en la parte trasera del habitáculo sobre el suelo se encontraba un arma de fuego sin numeración visible.
El arma fue descripta como una carabina semi-automática calibre 22, con almacén cargador colocado y tenía cuatro municiones en su interior. Asimismo, corroboraron que el procesado no contaba con la autorización legal correspondiente