Segunda jornada del juicio oral y público  contra un acusado  por los delitos de robo y daño en Sarmiento

307


En la sala de audiencias de la oficina judicial se desarrolló la segunda jornada del juicio oral y público contra Daniel Muñoz, acusado como presunto autor de delitos de  robo y daño. En la ocasión, prestaron declaración siete testigos propuestos por la parte acusadora.
 Los asistentes ingresaron a las sala bajo los protocolos dispuestos para el cumplimiento de tareas en el marco de la pandemia COVID-19.
Mañana continuará la etapa de producción de prueba, y se escucharán testimonios mediante el sistema de video conferencia.
Los hechos por los que Muñoz fue llevado ante un tribunal,  ocurrieron en agosto de 2019 y enero de este año.
El acto judicial estuvo presidido por el juez Alejandro Rosales. La fiscalía fue representada por la fiscal general Laura Castagno. En tanto, el acusado, recibió la asistencia técnica del defensor público, Gustavo Oyarzun.  
El primer testigo fue uno de los damnificados. La víctima describió el funcionamiento de las cuatro cámaras de seguridad que están instaladas en su local comercial. Asimismo, un empleado policial relató su intervención en el hecho delictivo.
Luego un  integrante del área de criminalísticas del Ministerio Público Fiscal proyecto las imágenes registradas en las cámaras de seguridad del lugar de los hechos. También , el jefe de la brigada de investigaciones y el titular de la comisaría local narraron sus actividades de investigación.
Por último, un testigo -vecino de una de las viviendas dañadas- indicó que en esa oportunidad, una vecino lo llamó a su teléfono para informarle que había observado a dos personas ingresando al patio lindero de su casa.
A ello,  agregó que como debía concurrir a su lugar de trabajo, se comunico telefónicamente con su madre para que diera aviso al personal policial.
Los hechos
     
Las  causas que  le imputan a Muñoz,  se iniciaron  lunes 27 de enero  a las 01:20 en la rotisería “Del Lago” Daniel Muñoz y Cesar Córdoba rompieron el vidrio lateral de una puerta, ingresaron al local comercial y sustrajeron trescientos pesos y comprobantes de pago de mercadería. El accionar de los imputados quedó registrados en las cámaras de seguridad del negocio.
En tanto, esa misma jornada, entre las 06:30 y las 07:10,  los sospechosos ingresaron a un domicilio ubicado sobre la calle Fontana y España. Allí provocaron la rotura de la puerta trasera de la vivienda y sustrajeron: una maquina bordeadora; una bicicleta, cuatro parlantes, un pen drive, anteojos de sol, un cable negro USB, antiparras, tarjetas de crédito, una caja que contenía monedas, un cable coaxil, una barra de cereal  y una moneda plateada grande con un logro grabado.
También se denunció que los procesados intentaron forzar el candado del portón de un garaje y la puerta trasera de una vivienda prefabricada, que se encuentra en el patio del lugar. Para los acusadores,  la intención de los sospechosos era sustraer diversos elementos. Asimismo, indicó que el  rápido accionar del personal policial no permitió que los jóvenes lograron su cometido.
Asimismo, se incorporó un caso registrado  el 15 de agosto de 2019 a las 01:00 hs., en  la intersección de Avenida Colonos Sudafricanas y calle Williams. Allí se encontraba estacionado el vehículo  Toyota modelo Corolla  de la damnificada. En esas circunstancias, Daniel Alberto Muñoz, previo forzar la puerta izquierda delantera del rodado, sustrajo una billetera y las  llaves del domicilio de la víctima. En este contexto, se supo que la denunciante observó al imputado cuando se retiraba del lugar y lo siguió hasta el domicilio de Muñoz ubicado en el barrio “Federal II”.
Luego, llamó al personal policial. Cuando la policía llegó a la vivienda de Daniel Muñoz, una mujer salió de la casa y arrojó un elemento hacia la vía pública