En diálogo con lainformativa.com.ar el abogado de la defensa pública Marcelo Catalano, detalló los motivos por los cuales seis internos que se encuentran alojados en la Comisaría local elevaron un petitorio con una serie de reclamos,  vinculados al presunto maltrato que recibían por parte un empleado policial.

Los detenidos solicitaron al juez Alejandro Rosales,  una audiencia de “habeas corpus” (El recurso legal que se emplea para impedir abusos por parte de las autoridades ya que obliga a dar a conocer la situación del detenido ante un juez).

Al respecto Marcelo Catalano detalló que ocurrieron ciertas “irregularidades “con los privados de la libertad, como malos tratos, y actitudes molestas como destrato a la hora del recuento, interrupción del sueño innecesariamente.

También actitudes Como romper los alimentos que los familiares hacen llegar por ejemplo, y con este Habeas Corpus se busca corregir estas actitudes que solo afectan a la relación que se genera dentro del pabellón.

Una persona sometida a la privación de la libertad ya es suficientemente gravosa desde lo personal independiente del motivo por el cual se encuentra detenido.

En este último tiempo se acordó retomar las visitas con un protocolo sanitario muy riguroso y prohibicion total de contacto entre la visita y el detenido, para ello fue colocada una cámara para controlar que se cumpla el protocolo.

En ese contexto uno de los detenidos planteó que fue fotografiado duranta la visita y ante los reclamos fue sometida a una requisa por la cualo lo desnudaron frente a la cámara. Algo que excede a la función de policía.

En este caso se le consultó al detenido si queria denunciar penalmente los hechos y respondió que sí, por lo que podríamos estar frente al delito de “vejaciones “.

En tanto Marcelo Catalano adelantó a Lainformativa.com.ar que se terminó con la etapa de presentación de pruebas y se le requirió al Juez Rosales que haga lugar al “habeas Corpus ” y se corrigan todas estas actitudes por parte de estos dos efectivos policiales.