El hecho tuvo lugar ela ciudad de Río Gallegos.

Una mujer vivió un un verdadero calvario debido a que la ex pareja la tuvo cautiva varios días, la golpeaba y no la dejaba hablar con la familia.

La víctima tiene 30 años y se salvó cuando en un descuido pudo comunicarse con la familia. Llamaron a la Policía y la liberaron.

Su ex, un hombre de 38, la mantuvo cautiva durante días en un departamento de Río Gallegos, en pleno centro.

El sujeto se encuentra detenido.

Vía la opinión Austral