El hecho se registró en la Villa balnearia de RadaTilly, donde una víctima de Estafa telefónica denunció en la seccional de policía que recibió un llamado para ofrecerle el pago de IFE.

Para ello le solicitaron claves bancarias y ahora se detectó que entre los días 18 y 20 de julio ingresaron a su cuenta y le sacaron en dinero que tenía en el banco.

La suma asciende a un millón setecientos ochenta de pesos.