Fernando Guerra, gerente general de TRANSPA, se refirió en Nuestras Mañanas al colapso de 37 torres de una línea de alta tensión por el temporal de nieve, desde Futaleufú a Puerto Madryn.

Las intensas nevadas, el hielo acumulado y temperaturas de hasta 37 grados bajo cero causaron el colapso de al menos 37 torres de la doble línea de 330 kV que une Futaleufú con Puerto Madryn.

La línea es operada por la firma Transpa y lleva la energía desde la central de Hidroeléctrica Futaleufú (en cercanías de Trevelin) hasta la plata de aluminio de la firma Aluar en Puerto Madryn.

“Ha sido un acontecimiento inédito, para que se queden tranquilos no ha afectado en nada el suministro.

Un evento importante, las líneas afectadas son las que unen Futaleufú con la estación transformadora en Puerto Madryn, tienen unos 600 km de distancia cada una.

En una franja del paraje quedaron afectados en Escorial unos 15- 20 km de esta linea, dado a las condiciones extremas de temperatura, hielo, nieve, viento. Afectó a unas 17- 18 torres en cada una de las lineas, ha hecho que las dos líneas queden sin servicio” afirmó Guerra.

Asimismo, agregó “Son torres de 30 mts de altura, torres importantes, línea importante, es donde Futaleufú puede entregar línea que genera para Patagonia y exportarla al norte del país.

Fueron diseñadas en 1973 era el sostén de toda la Patagonia, hoy no, es importante para todo el país”.

Por último, señaló “Ayer nos pudimos acercar a la zona de manera terrestre, con nuestros equipos, a pesar que están los caminos cortados en medio de la meseta, hoy hay previsto un vuelo para evaluar la totalidad de la línea de una punta a la otra y mandamos 10 equipos para la reparación de la línea, con cambios de las estructuras”.