Lo anunció presidente Alberto Fernández en Conferencia de prensa junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, los jefes de los dos distritos donde se concentra el foco de contagios en el marco de la pandemia por coronavirus.

No habría más apertura pero tampoco nuevas restricciones. Todo se mantendría igual .

Fernández se reunió casi cuatro horas con Kicillof y Rodríguez Larreta para analizar la situación epidemiológica de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonerense, donde rige el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Según trascendió, el jefe de Estado y los mandatarios coincidieron en la necesidad de no producir una mayor apertura de cuarentena en el Amba y apelar a la responsabilidad individual de los ciudadanos.

En los últimos días, una fuente del gobierno porteño informó que la intención era abrir más actividades porque los casos se “amesetaron” y no hubo un salto exponencial de contagios en los últimos 15 días. Tampoco se aceleró la duplicación de contagios, que sigue siendo de 32 días como el 17 de julio, cuando se anunció esta novena prórroga de la cuarentena, que vence el domingo.

Antes, como lo hace habitualmente en las horas previas a la definición de un nuevo aislamiento obligatorio en las casas, el Presidente mantuvo una reunión con los infectológos y epidemiólogos integrantes del Comité de Expertos que lo asesora desde el inicio de la pandemia.Del encuentro participaron Javier Farina, Angela Gentile, Pedro Cahn, Eduardo López, Gustavo Lopardo y Florencia Cahn, integrantes del comité.

En conferencia de prensa remarcó que “En nuestra querida Argentina estamos atravesando un momento creciente del virus “.

También se dirigió con un mensaje a los jóvenes: “Les pido por favor que la picardía de una fiesta puede ser un dolor de cabeza muy grande para muchos”.

“Hasta el 16 de agosto vamos a seguir igual” y agregó: “El sistema de salud está respondiendo” .