Una información falsa sobre la posibilidad de que prohibiera la venta de yerba para evitar contagios de coronavirus produjo que la gente fuera a los supermercados y comercios a comprar hasta, en algunos casos, “de a 10 paquetes”, lo que dejó las góndolas vacías en varias sucursales de supermercados de diferentes ciudades del país.

En el caso de Sarmiento, la imagen de un “Decreto oficial” comenzó a circular rápidamente en las redes ” provocando que los ciudadanos buscaran reserva de yerba y provocando en “vaciamiento” de góndolas en diferentes supermercados locales..

El mate es la infusión que más se consume en Argentina. En abril de este año se despacharon 24,3 millones de kilos al mercado interno, según el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). Y llamativamente su consumo registró crecimientos durante la cuarentena en todo el país, a pesar de las recomendaciones de las autoridades sanitarias del país y las provincias.

Los analistas del sector estimaron en un primer momento que podría haber menor consumo, sin embargo el hecho de que la gente se quede en sus casas aumentó la cantidad de tiempo ocioso en familia y con ello la cantidad de veces que fueron a “poner la pava”.

El mate es además cultural y es símbolo de compartir, lo que generó la alarma en los epidemiólogos y especialistas de la Salud que advirtieron que allí radicaba un fuerte foco de contagios, sobre todo cuando se ceba mate en reuniones sociales o solo cuando un amigo o familiar va de visita a una hogar.

¿De dónde viene el rumor?

Hace dos días el médico Maximiliano Bauer, director del hospital de Macachín, un pueblo de La Pampa, dijo en un video: “Por favor, no compartir el mate. No quiero llegar al extremo de tener que mandar a sacar todos los paquetes de yerba de los negocios. Un mate es para cada uno. Por favor, no compartir el mate. De todos nosotros depende”.

La noticia corrió por todos lados porque toca lo más sensible de las costumbres argentinas cuando la gente necesita apoyarse en las rutinas y tradiciones.

Sin embargo, luego en diálogo con el medio Arriba Córdoba, Bauer advirtió que “el mensaje fue enviado en un sentido irónico, porque nos hemos dado cuenta de que la gente no respetaba las medidas de prevención”.

“Hace 15 días en La Pampa teníamos un solo caso activo y estábamos controlados. Las reuniones estaban permitidas pero no se respetaban como tal, se reunían más de 10 personas, no usaban tapabocas, no respetaban el distanciamiento. Y además compartían el mate, cuando la clara indicación es que cada uno use su propio mate para disminuir el contagio”, se explayó el director del hospital de Macachín.