Kocineros Solidarios con un nuevo desafío, festejar el día de las infancias, poniendo todo de si para llegar nuevamente con ese plato de comida caliente elaborado con amor y las golosinas como el detalle que no puede faltar para los niños.

Desde su sitio oficial relataron como fue esa jornada:

“Hoy fue un día de esos en que pareciera que alcanzamos o que por lo menos logramos tocar con la yema de los dedos aquella respuesta al interrogante que nos asalta en el primer instante de silencio.

Cuándo miramos el costado de la calle de tierra, tras el reflejo del vidrio reluciente
del auto que nos lleva a recorrer los barrios más postergados de nuestra ciudad.
Con el ambiente embebido por el aroma de un estofado…
¿Cuántas veces nos preguntamos? ¿Por qué lo hacemos?

En un mundo que exige abandonar los juegos como idea de progreso y madurez, en un mundo que nos exige adquirir preocupaciones laborales para poder endeudarnos, a ser desconfiados, a saludar con un apretón de manos, a mantener la postura recta y las mangas limpias.
Hoy nos resultó tan sencilla la repuesta…

¡Por ellos! Por una sonrisa, por un momento de dicha suprema tan sencilla ante nuestra mirada de grande. ¡Por ellos!

Junto con un estofado de pollo con verduras y pancitos, entregamos bolsitas dulces para los más peques de la casa… Y Esto es algo que no puedo asegurar, pero creo que volvimos a casa, añorando un momento en partícular de cada una de nuestra infancia.

Con ese relato resumieron la experiencia vivida en un Día en el que celebra la niñez de una manera tan diferente, en medio de una pandemia que les cambió la vida a todos , y que fue responsable de que hoy Sarmiento cuente con estos ” kocineros solidarios ” que llegan cada fin de semana a las familias vulnerables que hoy necesitan ese plato de comida “.