Descubrieron dosis con fecha de caducidad entre 2015 y 2019 en un depósito de la Ciudad de Buenos Aires. Se iniciará una demanda penal a las autoridades del gobierno de Mauricio Macri.

Se trata del frigorífico Onetto, en la calle Solís de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y hoy será recorrida por el ministro de Salud Gines González García.

La presencia del ministro está relacionada directamente con el reciente hallazgo del ministerio que conduce: encontraron en ese depósito 4 millones de vacunas vencidas entre 2015 y 2019. 

Son dosis de Prevenar 13, para prevenir la bacteria del neumococo; Sabin oral, para prevenir la polio; y DTP o triple bacteriana, entre otras. Esas vacunas le habían costado al Estado, en su momento, más de $1400 millones.

Las dosis fueron halladas después de una investigación combinada entre la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) y el área de Salud del Gobierno nacional. El costo de la destrucción se las mismas sería superior a $ 4 millones y, según le informaron al medio Data Clave, el almacenamiento por cuatro años costó $14.672.350. En las próximas horas se presentará una denuncia judicial por el desperdicio de 600 mil dosis de vacuna triple bacteriana.

“Son vacunas vencidas que no se habían distribuido a las provincias; nunca estuvieron a disposición de los argentinos. Son más de 12 millones de vacunas antigripales y 600.000 dosis de la vacuna triple“, precisó en diálogo con la prensa el titular de la cartera de Salud, que concurrió a ese lugar y exhibió las cajas de las vacunas vencidas.

El ministro de Salud, Ginés González García, denunció hoy el hallazgo de cuatro millones de dosis de vacunas vencidas en un frigorífico del barrio porteño de Constitución por un costo total de 1.400 millones de pesos, por las cuales se iniciaron “las acciones correspondientes” junto a la Sigen, y que se suman a las más de 12 millones de dosis encontradas en depósitos de la Aduana en el inicio de su gestión.

Fuente: Télam – Data Clave