El Intendente de Puerto Madryn descargó su enojo en su cuenta de Twitter luego de que se detectaron reuniones sociales en distintos sectores de la ciudad portuaria.

“A sabiendas de que las reuniones sociales son un verdadero riesgo, y a pesar de haber confirmado 26 casos en pocos días, anoche el Municipio y la Policía no alcanzaban a cubrir todos los sectores, desactivando decenas y decenas de reuniones”

“Les advierto a los dueños de los inmuebles, que no pensamos poner en riesgo a toda una población por culpa de unos pocos vivos, y que deberán aceptar las consecuencias de haber incumplido las normas que la gran mayoría cumple desde marzo”