Juicio contra dos hermanos por robo de un estéreo

480

Juicio por robo simple

Los hermanos Gustavo  Guillermo (25) y Rubén Darío  Blackie (24) fueron juzgados como presuntos autores del delito de robo simple. Los jóvenes fueron acusados por el robo del estéreo  de una camioneta. El hecho ocurrió el 23 de febrero de 2019.

La fiscal Andrea Vázquez,  solicitó al juez Daniel Pérez que declare a los imputados autores penalmente responsables. En tanto, el defensor público Marcelo Catalano, peticionó al tribunal la absolución de sus asistidos por aplicación del beneficio de la duda.  El magistrado, anunció que el viernes 11 de septiembre informara su decisión.  

En la sala de audiencias de la oficina judicial se desarrollaron dos jornadas de audiencias de debate. El tribunal de juicio fue presidido por el juez Daniel Pérez. La parte acusadora estuvo representada por la fiscal jefe Andrea Vázquez. Los procesados, en tanto, recibieron la asistencia técnica del abogado del Ministerio de la Defensa pública, Marcelo Catalano .

En la ocasión, se escucharon los testimonios de cuatro empleados policiales,  que intervinieron en el hecho investigado por la fiscalía. También,  declararon ante el juez,  tres integrantes de la familia damnificada.

La oportunidad hace al ladrón”

En la etapa de alegatos finales, Vázquez,  tituló sus argumentos indicando que “la oportunidad hace al ladrón”. Así,  la investigadora consideró que mediante los testimonios escuchados en el debate, se logró acreditar que los acusados ingresaron al patio de la vivienda ubicada sobre la calle Ameghino al 400.

Allí, sustrajeron un estéreo desmontable que se hallaba en el interior de una camioneta. El vehículo,  estaba estacionado en el patio de la vivienda de los denunciantes. Asimismo, la fiscal destacó que uno de los damnificados,  salió al exterior de su casa  y dialogó con Gustavo Blackie. El imputado,  le manifestó que se encontraba en ese lugar,  porque estaba buscando a un tío que vivía en una vivienda cercana.  

Por otra parte, repasó los testimonios de los empleados policiales  que interceptaron a Gustavo Blackie cuando se retiraba por la calle Ameghino y Perito Moreno. En tanto, su hermano Darío logró darse a la fuga y dejo caer el elemento sustraído en inmediaciones de un establecimiento educativo.

Así las cosas, Vázquez afirmó que no tenia dudas  respecto de que   Gustavo Guillermo Blackie y Rubén Darío Blackie, ingresaron a la vivienda referida y previo a ejercer fuerza en las cosas,  se apoderaron de un elemento ajeno. A ello, agregó que los acusados no lograron la consumación del robo por cuestiones ajenas a su voluntad.

En consecuencia, peticionó al magistrado, que declare a los procesados,  autores penalmente responsables del delito robo simple en grado de tentativa. Sobre la pena imponer, la investigadora solicitó ocho meses de prisión para Gustavo Blackie. En tanto, para su hermano Darío, requirió la pena de un año y dos meses de prisión, en función de que registra antecedentes penales computables.

 “Promesas incumplidas

A su turno, el defensor Catalano, eligió el título de “Promesas incumplidas “para ilustrar su alegato de clausura. En este sentido, su relato se orientó a destacar que el Ministerio Publico Fiscal, no había logrado derribar el estado de presunción de inocencia de sus asistidos.

En este marco, afirmó que la acusación pública no contaba con evidencias firmes. También cuestionó el accionar de los empleados policiales, durante el procedimiento de detención de Gustavo Blackie.

Por último, peticionó al tribunal la absolución de los hermanos Blackie, por aplicación del beneficio de la duda a favor de los imputados.

Así las cosas, el juez Pérez dio por clausurada la etapa de debate y convocó a las partes a la audiencia fijada para el viernes 11 de septiembre al mediodía. En ese acto judicial, informara su resolución.