Audiencia de sanciones disciplinarias para Maximiliano Nehiual  condenado por el homicidio de Bruno Suarez 

746

El juez Daniel Pérez,  confirmó las sanciones disciplinarias impuestas a Maximiliano Nehiual,  por el Instituto Penitenciario Provincial. El condenado por el asesinato de Bruno Suárez, fue castigado por tener un teléfono celular en su celda y por participar de una agresión al personal del servicio penitenciario.

Mediante el sistema de conexión telemática, se realizo una audiencia de análisis de las sanciones disciplinarias impuestas a Maximiliano Nehiual.. El acto judicial,  fue presidido por el juez Daniel Pérez. En representación del Ministerio Público Fiscal, asistió la funcionaria Rita Barrionuevo. El condenado estuvo,  asistido técnicamente por el abogado de la Defensa Pública Marcelo Catalano. También participó el abogado de la querella Manuel Mauriño. La operatoria del sistema, estuvo a cargo de los administrativos de la Oficina Judicial.

En la ocasión, Barrionuevo,  informó el contenido de las resoluciones de sanciones impuestas al condenado.  En este sentido, indicó que las autoridades del Institutito penitenciario le encontraron un teléfono celular. El reglamento de esa institución establece la prohibición para la tenencia de este tipo de elementos. Asimismo, agregó que este tipo de faltas son plausibles de una sanción disciplinaria grave.

Por otra parte, el segundo hecho, por el que fue sancionado estuvo vinculado a una situación,  en la que Nehiual y otros internos, arrojaron varios elementos contra el personal policial. En este marco, la representante de fiscalía,  solicitó que se confirme la sanción disciplinaria. Por su parte, el representante legal de la querella,  compartió los fundamentos expuestos por la representante de la parte acusadora,  en las peticiones.

A su turno, el abogado del Ministerio de la Defensa Pública, se opuso a la aplicación de las sanciones. Sus argumentos, se basaron en que Nehiual se hizo responsable de la tenencia del teléfono. A ello,  agregó que de la observación de la prueba producida,  surge que el teléfono,  no tiene chip,  ni tarjeta de memoria. En consecuencia, no podría cumplir con la finalidad para lo que fue creado, concluyó el defensor. En este contexto, Catalano requirió al magistrado que no confirme la sanción.

Con respecto a la segunda sanción, el asesor legal de Nehiual, sostuvo que no está acreditada la participación de su defendido  en estos hechos.

Sentencia

Nehiual fue detenido el 1 de junio de 2018. En tanto, luego de un juicio oral y público,  el  7 de julio de 2019,  un tribunal colegiado,  lo condenó  la pena de  veinticinco años de prisión.

Asimismo,  el 04 de diciembre del año pasado, la Cámara en lo  Penal de Comodoro Rivadavia,  confirma parcialmente la pena, estableciendo una reducción a 19 años de prisión.

Los hechos

El miércoles 30 de mayo de 2018,  Bruno Suarez (18) y  tres amigos,  fueron al Pub “Los Tres Hermanos”. Los adolecentes, habían terminado de jugar un  partido de futbol, y decidieron ir tomar unas cervezas,  en el local nocturno ubicado sobre la calle Angulo del barrio “Juan XXIII”. A dos cuadras de ese lugar, se encuentra el predio del Club Deportivo Sarmiento. En esa institución deportiva, Bruno,  jugo algunos años en las divisiones formativas.

Bruno y sus amigos se ubicaron en una esquina  de la barra,  cerca de la salida de emergencia del recinto. El reloj,  marcaba la 01:30, cuando ingresó Nehiual. Estaba acompañado por dos mujeres. El condenado y sus amigas, se sentaron cerca de la  máquina de música y la puerta de ingreso del pub.

Según el relato que reconstruyeron los investigadores, a los pocos minutos, el imputado  se dirigió hacia la puerta de ingreso del local. Allí, de forma sorpresiva, sin motivo y sin advertencia previa,  extrajo un arma de fuego,  de entre sus ropas. Luego,  disparó contra el grupo de Bruno Suarez.

Uno de los disparos, impactó en el abdomen de Bruno Suárez. Esta herida,  finalmente le produciría la muerte. También, se informó que uno de los jóvenes, procuró ponerse a resguardo detrás de una pared , pero igualmente  fue alcanzado por uno de los disparos del arma de fuego que utilizó  Neihual.

Para los investigadores, el imputado tenia  claras intenciones de darle muerte  y por eso cambió la dirección de su ataque. Como consecuencia de los disparos, le produjo una herida en el brazo derecho, arriba del codo, a la altura del corazón. 

Finalmente, la encargada del local  se acercó a la puerta del pub,  donde se encontraba el agresor y lo increpó por su conducta. Nehiual, se fue caminando por la calle General Roca. Al día siguiente, la policía lo detuvo en la vía pública.