Gabriela es enfermera del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, y relató a los medios lo traumático del allanamiento que se le realizó el martes pasado, junto con otros 14 procedimientos, a partir del robo de vacunas contra el Covid-19.

Entre lágrimas, la mujer denunció destrozos en su vivienda, violencia contra su hijo de 7 años y el secuestro de sus pertenencias

Cuestionó que no se informe la fecha en que se produjo el faltante de vacunas para investigar a quiénes estaban de turno allí.

“¿Qué voy a hacer yo con 30 vacunas de la segunda dosis si falta la primera? o ¿faltan 30 de la primera dosis también?”, cuestionó.