Fue fundada por la necesidad de acortar rutas para el traslado de mercadería desde Colonia Sarmiento. Se creó un puerto en la zona del golfo San Jorge y esto llevó a la posterior fundación de Comodoro.

El 23 de febrero de 1901, por decreto del gobierno nacional la población del lugar fue nombrada Comodoro Rivadavia, en honor al marino, nieto del estadista Bernardino Rivadavia. En 1907, casi accidentalmente, se comenzó a explotar el petróleo y esta actividad mantuvo a Comodoro Rivadavia en un permanente y rápido crecimiento hasta el día de hoy.

Asentada entre la meseta y el mar, su casco céntrico está localizado al pie del legendario Cerro Chenque.


El petróleo es su principal actividad económica y sus yacimientos de explotación abastecen un importante porcentaje del consumo nacional.

Las primeras viviendas del lugar, habitadas por los numerosos obreros que trabajaban hacia 1919 en Comodoro Rivadavia, eran muy precarias y pequeñas; de chapa, no tenían calefacción ni luz eléctrica. En 1922 se creó YPF y con ello se incrementó el nivel de desarrollo del área petrolera, hasta que a finales de la década del ‘50 el gobierno nacional decidió darle un nuevo impulso a la actividad, alojando también a empresas extranjeras.

El centro de la ciudad está al pie del cerro Chenque, de unos 212 metros de altura, desde el que se puede acceder a una vista panorámica completa de la ciudad, llegando a ver incluso el Pico Salamanca, de 575 metros de altura.

Sus fantásticas playas, sus vistas al mar y la posibilidad de la práctica de deportes como la pesca son solo algunos de los atractivos que ofrece la ciudad.