A partir del compromiso firmado el jueves último entre el gobierno provincial, nacional y los gremios que nuclean a los trabajadores de la educación, el próximo lunes se pone en marcha en Chubut el ciclo lectivo 2021.


Será un regreso diferente a las escuelas, con nuevas rutinas, grupos reducidos y alternancia entre las clases presenciales y virtuales tal como establece el Protocolo Jurisdiccional que fue acordado por los sindicatos y representantes de los ministerios de Educación, Salud y Trabajo, y convalidado por la cartera educativa nacional.


Para la puesta a punto organizativa de los establecimientos, el Ministerio de Educación del Chubut desembolsó la semana última $ 100 millones, en fondos diversos que reciben las escuelas vinculados con la adquisición de elementos de limpieza, comedores, artículos de librería y un nuevo fondo llamado COVID. Además, se transfirió al Ministerio de Infraestructura y acuerdos con municipios por el mantenimiento de edificios, entre otros.


Partidas de limpieza
Para que los establecimientos cuenten con los insumos necesarios para la limpieza y sanitización de los espacios, como establece el mencionado protocolo, el Ministerio de Educación del Chubut transfirió el martes último la primera cuota del ítem limpieza por $ 6,9 millones, un 50% más con respecto a igual partida del año anterior.


El subsecretario de Recursos, Apoyo y Servicios Auxiliares, Claudio Márquez, informó que “en la semana hemos procedido a depositar fondos en las partidas en todo lo que hace a la prevención del coronavirus, para el regreso seguro a la escuela de niñas, niños, adolescentes y adultos en todo el territorio del Chubut”.
En tal sentido, detalló que si bien comenzaron a erogarse las partidas correspondientes al presente ciclo, los establecimientos educativos cuentan con los fondos depositados durante todo 2020, ya que no tuvieron actividad por el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Ejecutivo nacional.


“A lo largo de 2020 se transfirieron casi $ 18,5 millones de pesos en partidas a las instituciones educativas, para el fondo de limpieza. Fueron cuatro desembolsos en el año, más una cuota extraordinaria a principios de enero. Como no hubo modalidad presencial, esa plata está disponible en muchas instituciones y son las herramientas con las que cuentan los directivos para comenzar a hacer las compras relacionadas con el protocolo; es decir, son fondos en condiciones de ser ejecutados aunque sabemos que hubo establecimientos que decidieron comprar los insumos y estoquearlos”, informó.


Fondos COVID y para comedores
Además, el miércoles 24 de febrero, se depositó el Fondo COVID-19 provincial, que suma $ 14,3 millones y las escuelas ya comenzaron a recibir las transferencias del gobierno nacional por igual concepto: fondos para adquirir elementos necesarios para la prevención del coronavirus.
Asimismo, señaló, la semana última se depositó la partida de comedor por $ 38 millones, que tampoco dejó de transferirse durante el aislamiento de 2020 dado que se dispuso entregar los insumos a las familias para que los estudiantes continuaran recibiendo en su domicilio el servicio de copa de leche que brindaba la escuela.


“Con esta transferencia de $ 38 millones, los establecimientos cuentan con el dinero disponible para comenzar a prestar el servicio de comedor este año”, destacó el subsecretario.


Fondos para delegaciones
Las delegaciones administrativas, que son seis, recibieron $ 1 millón para cubrir algunas necesidades que tenían en las escuelas y a las escuelas también se les depositó $ 2 millones para la compra de útiles y elementos de oficina.
En cuanto a infraestructura, el lunes último se transfirieron $ 33 millones al Ministerio de Infraestructura, como parte del saldo del convenio 2020 que era por 300 millones y parte del convenio con los municipios, que reciben hasta 300 mil por escuela para que cada comuna atienda las necesidades de mantenimiento de los edificios.