Eva, hija de un hombre que resultó herido y está internado luego de un violento episodio ocurrido hace 11 días en Cerro Centinela, aseguró que los hechos no fueron como los informó la policía y negó un ataque de sus hermanos a la dependencia policial.

En la madrugada del lunes 15 de febrero se registró un violento episodio en Cerro Centinela en el que terminaron heridos un policía y un civil. Según se conoció en ese entonces, había existido un violento ataque a la Sub Comisaría local que derivó en un enfrentamiento dentro de un domicilio.

Eva Jaramillo, hija del dueño de casa que continúa hospitalizado; acompañada por su abogado el Dr. Horacio Hernández, solicitó dar su versión y aseguró que existió un mal accionar policial: “La policía de Corcovado ha cometido un abuso muy grande con mi papá y hoy su vida está pendiendo de un hilo. Es discapacitado de un brazo”. Primero, según versión de la policía, pararon a mis dos hermanos en la ruta, esto siendo las 20.30 aproximadamente; pidieron la documentación correspondiente a la cual acceden y cuando se estaban por ir, la policía de Cerro Centinela le dispara con la escopeta al piso sin ningún motivo y luego uno de los policías le dijo a mi hermano mayor que lo iba a hacer desaparecer. Ellos se fueron. Dejaron la camioneta en la casa de mi hermano, vuelven a caballo a la casa de mi papá y sí o sí tienen que pasar por ahí porque es una localidad chica, es la única calle”, contó Eva.

“Cuando vuelven, aproximadamente 2 horas después del primer incidente, al ver que iban ellos dos, mi hermano menor de 16 años y mi hermano mayor de 33, la Policía sale directamente de la casa donde ellos viven disparándoles”, continuó. Sostuvo que los agentes “estaban vestidos de civil, mis hermanos salen galopando con los caballos y la policía los sigue con un auto particular y sin el uniforme. Ahí le siguen disparando a mi hermano de 16 años, le dieron un tiro en una pierna el cual fue constatado por el cuerpo forense de fiscalía”.

“No contentos con esto, y esta es la parte que yo no entiendo por qué, una hora y media después un grupo de 6 policías ingresa a la casa de mi papá y lo acribillaron a tiros, tiene disparos por todos lados, le quebraron la pierna izquierda, a la altura del tobillo, lo golpearon todo, tuvo que ser operado y aparte el delito de golpearlo, pegarle y entrar a un domicilio sin ningún tipo de orden, cometiendo tanta violencia cuando mi papá no tenía nada que ver con lo que había pasado anteriormente”, siguió Jaramillo. Afirmó que su padre “en el único momento que estuvo lúcido me preguntaba por qué la policía le había hecho eso cuando él se encontraba en su casa durmiendo”.

“Hemos visto que mínimo 5 delitos han cometido y estamos pidiendo que se tomen medidas, estamos a 16 días y no se ha hecho absolutamente nada. El fiscal Forti nos tomó la denuncia, le agradecemos a él y la doctora Torres que han estado pero al día de la fecha no tenemos nada”, aseguró.

Además, indicó en declaraciones a Red 43 “La investigación la está llevando la policía, no se entiende por qué siendo que estoy denunciando que fueron ellos mismos los que cometieron el delito, la tentativa de homicidio y ruego a Dios que no le pase nada a mi papá, si no estamos hablando de un homicidio. Otra fuerza tendría que haber tomado la investigación”. “En el día que se hizo el peritaje en el domicilio de mi papá fuimos con mi abogado y pudimos constatar que una de las testigos civiles era pareja de un policía involucrado en el hecho”, agregó.

Negó la existencia de un ataque a la comisaría por parte de sus hermanos y señaló: “Yo lo que espero es que se tomen medidas, que los policías queden con prisión preventiva hasta esclarecer el caso porque al seguir trabajando el caso están entorpeciendo la causa”. “Contamos con cámaras que enfocan a la comisaría y hemos pedido ver, pero no nos han dado acceso a esas cámaras. En esas cámaras va a salir que mis hermanos no tuvieron nada que ver ni fueron a apedrear la comisaría. Mis hermanos están con miedo y no quieren volver. Uno de mis hermanos tiene 16 años y tengo otro de 10 que está al cuidado de una prima”, concluyó.