El mandatario provincial remarcó en su discurso que “proyectar qué provincia queremos ser en 50 años, es posible”.

En este marco, el gobernador Arcioni valoró que la reconversión de la matriz productiva se logrará “con más diálogo constructivo, que encuentre virtudes en las diferencias, con templanza para comprender los procesos de entendimiento necesarios, con solidaridad y empatía. Que los que siguen hablando desde la lejanía, reconozcan las necesidades reales de la gente, sin especulaciones políticas egoístas”.

“Dimos las discusiones necesarias, abrimos los debates que hicieron falta, nos escuchamos unos a otros. Una verdadera convocatoria a ser parte de la construcción del futuro de Chubut, desde la pluralidad y la diversidad. En esas diferencias están las mayores riquezas, las que permiten superar las ideas, innovar y pensar mejoras”, expresó de acuerdo a los debates realizados en la materia.

Arcioni sentenció que “si alguien cree que al final del camino habrán héroes; se equivoca. Si alguien cree que realmente podemos seguir hipotecando el futuro de nuestras comunidades, por intereses individualistas, electorales, esporádicos o partidarios; se equivoca. Si alguien cree que debemos seguir esquivando debates históricos, se equivoca”.

“Las transformaciones profundas conllevan temores e incertidumbre. Pero somos conscientes de que estas reformas nos fortalecerán y por ello nuestra perseverancia en seguir adelante, poniéndonos a disposición para dar los debates que sean necesarios”.

Es necesario “dar un paso adelante en respuesta a los déficit históricos de nuestra provincia y de su sector productivo. Chubut y Argentina necesitan hoy más que nunca, ampliar su matriz productiva, crecer y exportar. No alcanza sólo asistir a los sectores más vulnerables, sin dejarles herramientas para el futuro. El Estado no puede basar su política pública en este sentido”.

Oportunidad de desarrollo

Arcioni recordó que “en julio de 2020 casi 80.000 chubutenses se beneficiaron con el programa nacional IFE, con el que asistimos a las familias que peor la pasaron. Pero sólo fue eso, un paliativo ante las consecuencias de una crisis social y económica devastadora devenida de una pandemia inédita en el mundo. Durante este 2021, diseñaremos y pondremos en marcha acciones y políticas que creen mejores condiciones a mediano y largo plazo. Debemos generar fuentes de ingreso genuinas para los chubutenses, trabajo y oportunidades de desarrollo”.

“Queremos una provincia pujante”

“Los vuelvo invitar a todos a que seamos parte de este nuevo modelo de provincia que nos merecemos. Durante años, la región de la meseta chubutense no se integra al crecimiento y desarrollo que sí han venido teniendo las demás regiones de la provincia. No es posible que siga condenada al olvido y la postergación”, solicitó el mandatario provincial.

“Queremos una provincia pujante. Chubut fue perdiendo habitantes a lo largo de los últimos 50 años, habitando entre los departamentos de Gastre y Telsen tan solo 3000 vecinos chubutenses. Nuestra meseta se encuentra entre los lugares con mayor desigualdad de toda la argentina”, recordó.

Además, Arcioni recordó que “a través de un arduo y profundo trabajo de investigación y relevamiento de información, contamos con datos y estudios contundentes sobre la realidad actual de esta zona, y lo más importante, sobre el potencial y oportunidades en materia de desarrollo productivo. Es hora de dejar de mirar para otro lado, de salir de nuestra zona de confort para hacerle frente a los desafíos de una industria con un inmenso potencial en la nueva economía global y en los nuevos sistemas productivos”.

“Hace 1 año creé una mesa de trabajo interdisciplinaria con el objetivo de tener el mejor proyecto productivo con la meseta como zona estratégica y clave para el desarrollo y crecimiento de la provincia de Chubut, pensando en los próximos 50 años. Desde ese entonces, se llevaron a cabo innumerables reuniones con instituciones, organizaciones y referentes de distintos sectores, dispuestos a enriquecer el proyecto, con sustento científico, académico y social”, recordó.

“El agua no se toca. Porque amamos nuestro río y no se lo vamos a regalar a nadie. Porque el agua es vida. La cordillera no se toca. Porque creemos en la soberanía de sus pueblos que le dicen no a la minería. No se usa cianuro. Está previsto que la producción se realice respetando los principios ambientales y sociales, con trabajadores capacitados, proporcionando información ambiental de manera oportuna y adecuada, generando el involucramiento y la participación de las comunidades locales”, sentenció el Gobernador.

“La Meseta merece su futuro”

Así lo remarcó el gobernador Arcioni y manifestó que “sus pueblos merecen el respeto a la licencia social que le dieron a la idea de diversificar la matriz de ingresos y empleo con explotación minera sustentable. No me creo dueño de la verdad. Solo pedí siempre que dialoguemos sin violencia y con humildad, con tolerancia e incorporando los intereses de todos, con mirada amplia. La industria minera, como todas las cosas, también ha evolucionado”.

En ese sentido expresó que “hay una nueva manera de hacer minería, ambientalmente sostenible, socialmente inclusiva, económicamente integrada, transparente y abierta a la sociedad, y con gobernanza de los recursos naturales”.

“Podemos demostrar que estamos en condiciones de: -integrar a la meseta como región productiva, y devolverles la dignidad a sus habitantes; fundar las condiciones para la inversión, y el desarrollo de infraestructura para crear un nuevo polo productivo de largo plazo; transformar la realidad y devolver la esperanza a comunidades postergadas históricamente. Y el cuidado del medio ambiente no se negocia. Es un eje central, condicionante y prioritario del plan de desarrollo productivo”, indicó.

Control

“Durante más de 100 años el petróleo se extrajo sin que existiera ni siquiera un ministerio de ambiente. Hoy estamos en condiciones de iniciar una nueva actividad productiva, con un Ministerio de Ambiente en plena vigencia de sus funciones. Promovemos un esquema de controles tripartitos con la intervención de un organismo internacional, como así también la creación del Primer Observatorio de Recursos Naturales, con la participación abierta de los ciudadanos, universidades, organismos no gubernamentales y profesionales de todas las actividades productivas”.

Agregó que “es importante también que hablemos del efecto multiplicador. Recuperar la dignidad del trabajo es un eje central del proyecto de ley el cual contempla la generación de manera directa de más de 6,000 puestos de trabajo para los primeros tres años en la fase de construcción de la planta. Más de 8,000 puestos de trabajo durante la vigencia del proyecto (1.600 de manera directa)”.

“La integración de PyMEs y comercios a la cadena de valor, el compre local para dinamizar la economía provincial. Queremos tener el mejor modelo de renta de todos los proyectos mineros vigentes del país, incluyendo un fondo anticíclico dentro de su estructura, para brindar solidez y continuidad garantizada”.

Infraestructura

En este marco, Arcioni especificó que “el aporte de infraestructura al proyecto podría abastecer de energía y conectividad de manera directa a las comunas más postergadas de la provincia. Exigiremos las obras de infraestructura que sean necesarias, con la ampliación de su impacto en otros ejes productivos que hoy serían imposibles e inviables.”

“Señores diputados: tenemos la responsabilidad histórica de ser parte de la transformación de vida de nuestras comunidades, de todos los chubutenses. Tenemos la enorme oportunidad de construir el presente y el futuro de nuestra provincia. Este es el principio de la reconversión productiva de la provincia de Chubut, que dotará de igualdad de oportunidades a todas las regiones y habitantes de nuestro territorio”, solicitó.

Arcioni sostuvo además que “cuando hablamos de universalidad de los derechos, también estamos hablando de esta integración de los suelos y habitantes chubutenses al sistema productivo de la provincia. Eso también es federalismo. Quiero agradecer a todo mi equipo de gobierno que durante el último año trabajó para poder presentar las conclusiones del análisis con el objetivo de generar un debate constructivo”.

“A todos los participantes de este proyecto, que lo enriquecieron, lo desafiaron y lo mejoraron, a los profesionales y académicos que aportaron inteligencia y conocimiento para nutrir con sabiduría e innovación a todos los equipos de trabajo.

Al secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel, por su constante predisposición y la de sus equipos técnicos haciendo de la articulación y el proceso participativo un aprendizaje permanente”.

“Y a los más de 60 representantes de la sociedad, de todos los sectores del trabajo, la producción, la ciencia y la política, por su enorme aporte y predisposición a la escucha activa y la propuesta conducente. Parafraseando un conocido proverbio: solos llegamos rápido, juntos llegamos lejos. Y allí queremos ir lejos. En el largo plazo, dejando huella, haciendo historia, por todos y cada uno de nuestros jóvenes, hijos y nietos. Por las próximas generaciones, por el futuro de Chubut. Y en este desafío, no vamos solos”.