El azuleño rindió por debajo de su nivel y lo pagó con la eliminación, que se concretó al perder con el serbio Laslo Djere por 7-6 (7-1) y 6-3, lo que deja al ATP porteño con sólo dos tenistas argentinos en carrera: Diego Schwartzman y Francisco Cerúndolo.

Federico Delbonis, nacido en Azul y ubicado en el puesto 86 del ranking mundial de la ATP, perdió con Djere (60) luego de dos horas de juego en la cancha central del Buenos Aires Lawn Tennis Club, por los 8vos de final del Argentina Open.

Con la caída de “Delbo”, los dos argentinos que siguen en carrera son el “Peque” Schwartzman (9), que jugará mañana no antes de las 20 ante el eslovaco Lukas Klein (291), y Francisco Cerúndolo (137), que se medirá alrededor de las 15.30 con el francés Benot Paire (29), en sendos cruces de octavos de final.

El azuleño, de 30 años, se presentó en Buenos Aires ayer con una victoria sobre el campeón del Córdoba Open el domingo pasado, el juvenil argentino de 19 años Juan Manuel Cerúndolo, en un partido que le demandó un esfuerzo físico importante que acusó frente a Djere.

Delbonis mostró lo mejor de su repertorio en el primer set, cuando aprovechó la cantidad inusual de errores no forzados que cometió el serbio y lo quebró para adelantarse 4-2, luego estiró a 5-2 con su servicio y parecía encaminarse a ganar el parcial cuando sirvió con ventaja 5-3.

Sin embargo, el azuleño comenzó a fallar una y otra vez, permitió al serbio emparejar el encuentro y la definición se estiró al tie break donde prevaleció el balcánico por un holgado 7-1.

Ese primer set fue un cúmulo de errores no forzados: Delbonis cometió 34 y Djere 30, eso definió la mayoría de los puntos, ya que en tiros ganadores sumaron nueve, cinco del argentino.

Desanimado y mermado en lo físico, Delbonis dejó de luchar en el segundo set, cedió su servicio para quedar 3-1 abajo y observó como el triunfo se decantaba para el lado del serbio, que ganó el parcial por 6-3.

Djere jugará en los cuartos de final el viernes ante su compatriota Miomir Kecmanovic (429, quien más temprano superó al brasileño Thiago Monteiro (74) en un partido cambiante por 5-7, 6-3 y 6-4.

Delbonis, por su parte, estuvo lejos de repetir su mejor actuación en Buenos Aires, que fue en la edición de 2018 cuando alcanzó las semifinales, y se marchó con bronca del certamen porteño que lo tuvo siempre presente durante la última década, puesto que no faltó jamás desde 2011 y completó 11 participaciones consecutivas.

Por último, el chileno Cristian Garín, segundo favorito al título, quedó sorpresivamente eliminado, al perder en los octavos de final con el indio Sumit Nagal por 6-4 y 6-3 en el partido que cerró la tercera jornada.

Garín, ubicado en el puesto 22 del ranking mundial de la ATP, cayó luego de una hora y 42 minutos ante Nagal (150), surgido de la clasificación, quien generó el primer gran “batacazo” del torneo que se juega en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, en el barrio porteño de Palermo.

El chileno, de 24 años y segundo favorito al título detrás del argentino Diego Schwartzman (9), había jugado dos veces en Buenos Aires, en la edición 2014 cuando cayó en la ronda inicial ante el italiano Filippo Volandri, y en la de 2019, cuando superó en el debut al canadiense Felix Augier-Aliassime y después perdió con otro italiano, Marco Cecchinato, luego campeón.

El indio Nagal, luego de haber ganado sus tres partidos de la fase de clasificación, superó en la ronda inicial al portugués Joao Sousa (100) y jugará su próximo partido el viernes en cuartos de final ante al catalán Albert Ramos (46), quien previamente le ganó en otros de los partidos de octavos de final al alemán Dominik Koepfer (71) por 7-5 y 6-4.

Nagal, de 23 años, diestro y de revés a dos manos, demostró una potencia inusual con su derecha y dejó claro que la Argentina le sienta bien, ya que en su anterior paso por el país ganó el Challenger de Buenos Aires en 2019, cuando venció en la final al rosarino Facundo Bagnis.