El equipo del Ruso Zielinski cerró un partido perfecto, para aferrarse al segundo puesto de la Zona A de la Copa de la Liga Profesional.

Estudiantes de La Plata tuvo un partido perfecto y aplastó a Arsenal en Sarandí, en un duelo correspondiente a la fecha 4 de la Zona A de la Copa de la Liga Profesional del fútbol argentino. El Pincha ratificó su buen presente con una goleada por 5 a 0, que incluyó conquistas de lujo y el debut de Deian Verón, hijo del presidente Juan Sebastián y nieto del ídolo Juan Ramón.

El León golpeó desde temprano y marcó el rumbo del encuentro. A los 3 minutos del primer tiempo, se puso en ventaja gracias a un gol de penal de Leandro Díaz. A los 17, Ángel González amplió la diferencia en el marcador y, justo antes de irse al descanso, Juan Manuel Sánchez Miño puso el 3-0 y empezó a sentenciar la historia.

A los 8 el complemento, Leandro Díaz entró nuevamente en escena y convirtió el cuarto tanto de la tarde. Y, nueve minutos más tarde, Martín Cauteruccio se encargó de sentenciar la historia con un verdadero golazo: buena jugada del área, se amagó al arquero y, de taco, convirtió el 5-0.

A los 26 minutos de la segunda mitad se dio un momento que quedará en la historia de Estudiantes, cuando el Ruso Zielinski puso a Deian Verón en lugar de Sánchez Miño. Así, agrandó la dinastía de un apellido que está marcado a fuego en la historia del Pincha.

La familia Verón comenzó en los años 60 con Juan Ramón, la Bruja, integrante del célebre equipo de Osvaldo Zubeldía que ganó tres Copas Libertadores y una Intercontinental entre 1968 y 1970.

En 1994, debutó la Brujita Verón -capitán del equipo campeón de la Libertadores 2009- y en 2007 fue el turno de Iani Verón, el hermano menor del actual presidente, que jugó partidos en Reserva pero sin llegar a Primera División. Este domingo 7 de marzo, le llegó la hora a Deian.

“Pasé por muchas lesiones el año pasado. Costó bastante, muchas lágrimas, enojos, fastidios. Tuve una operación en el hombro. Por suerte pude salir adelante y debutar esta tarde, lo que es una emoción enorme”, dijo el jugador de 20 años luego del encuentro. Y agregó: “Arranca una nueva historia. Espero poder dejar el apellido lo más alto posible”.

Con este resultado Estudiantes de La Plata llegó a los 10 puntos, producto de tres victorias y un empate, y se mantiene como el único escolta de Colón de Santa Fe en la Zona A.