La Academia se impuso por 1 a 0 en el Cilindro de Avellaneda y Juan Antonio Pizzi toma un poco de aire tras el mal arranque en la competencia y la dura goleada sufrida ante River por la Supercopa Argentina.

Un resultado que trae un poco de tranquilidad en Racing. Con algo de sufrimiento, la Academia de Avellaneda se impuso por 1 a 0 Rosario Central en el Cilindro, por un duelo correspondiente a la fecha cuatro de la Copa de la Liga Profesional del fútbol argentino. Así, los dirigidos por Juan Antonio Pizzi rescataron su primera victoria en lo que va del certamen y empezaron a dejar atrás la dura goleada sufrida frente a River el último jueves, por la Supercopa Argentina.

Enzo Copetti, a los 18 minutos del complemento, le dio la victoria al conjunto de Avellaneda. En medio de desarrollo equilibrado, el dueño de casa fue el que más propuso y el que tuvo una mayor iniciativa de juego.

El Canalla se despertó recién en los últimos minutos y, pese a que generó chances de riesgo, no logró capitalizarlas y se volvió a Rosario con las manos vacías.

Con este resultado, Racing llegó a los cinco puntos y ocupa la séptima posición en la Zona A de la competencia. Rosario Central se quedó en cuatro unidades y se mantiene en el noveno puesto.

Pizzi pidió “tiempo” y trabajo en equipo para salir adelante

Luego del encuentro, Juan Antonio Pizzi destacó la importancia de estos tres puntos, para poder trabajar con una mayor tranquilidad en su proyecto. “Todos necesitan ganar, los que empezamos un nuevo proceso, los que ya están. Es necesario ganar para generar confianza y un mayor consentimiento de la idea. A veces no se puede, otras hay que ganar sufriendo. Creo que nos viene bien de cara al futuro, va a ser una inyección muy buena. Hay que tener tranquilidad porque esto va a seguir siendo muy sufrido para todos”, señaló el DT de Racing.

“Yo necesito que todos estemos juntos. El Mago Capria (manager) mostró desde el momento que me vino a contratar la confianza que tiene en mí y me lo repitió en las últimas horas”, continuó el entrenador en diálogo con la transmisión oficial y agregó: “Nosotros nos pegamos un golpe muy duro, poco habitual en el fútbol. De la única forma que se sale es estando todos juntos. Me hubiese gustado ver algunas cosas más institucionales, pero estamos tranquilos. Sé cómo son los tiempos en el fútbol, sé la capacidad que tengo, el grupo que tenemos y como me responden. Vamos a seguir trabajando y mejorando, es la única forma de conseguir puntos”.

Pizzi dijo que más allá del 0-5 sufrido ante el Millonario, nunca se le cruzó por la cabeza la idea de renunciar a su cargo. “Tenemos jugadores que, en algún aspecto, traen en la mochila de algunas situaciones que les tocó vivir temporadas pasadas. Además incorporamos ocho jugadores nuevos, mientras que se fueron otros importantes. Al margen de las lesiones y contratiempos, recién van cuatro partidos. Yo necesito muchísimo más tiempo de trabajo”, aseguró.

Y completó: “Espero que estos resultados me den ese margen de tiempo para trabajar y que todos estemos convencidos de dónde queremos ir, qué queremos proyectar. Es fácil muchas veces decir que hay que hacer cambios y esos cambios muchas veces son muy traumáticos. Hay que tener la personalidad para asumirlo y saber que para ello es necesario el tiempo como un factor indispensable”.