El director del Hospital Alvear, Gustavo Blanco, señaló a La Cien, que debieron cerrar la terapia intensiva para realizar tareas de desinfección.

Explicó que es un procedimiento habitual que se realiza en cualquier ente de salud por cualquier patología infecciosa que puede ingresar a una unidad cerrada, no sólo por el Covid-19.

En cuanto a la ocupación del sector detalló que no era plena y que solo había un paciente, que dio negativo y luego positivo de Covid-19 y que tras recuperarse de la enfermedad pasó a sala común.

El personal de salud fue aislado de manera preventiva y se realizaron estudios de PCR por precaución, pero sin síntomas.