El Presidente evaluó que la administración chubutense “no fue lo suficientemente activa”, y que lo debió haber sido para evitar los hechos de violencia registrados durante su visita.

El presidente Alberto Fernández advirtió que la agresión que su comitiva sufrió durante el fin de semana en la provincia de Chubut no le hará tomar distancia de la sociedad y pidió a los “cuatro locos” que arrojaron piedras contra el vehículo oficial que se hicieran “cargo” de sus acciones.

“Los cuatro locos que me tiran piedras que se hagan cargo de lo que han hecho, a mí no me van a alejar de la gente”, aseguró el mandatario en una entrevista con Canal 9, ocasión en la que evaluó que la administración chubutense “no fue lo suficientemente activa que debió haber sido para evitar” los hechos de violencia registrados durante la visita presidencial para asistir a la zona afectada por los incendios.

El Presidente recordó que “era un grupo muy pequeño de personas, muy violentos”, y sostuvo que “el fenómeno del hombre masa, como decía (José) Ortega y Gasset, existe, pero no quiero que cuatro idiotas que tiran piedras me saquen de lo que tenga que hacer”.