Esta mañana se concretaron tres allanamientos y la detención de tres personas más implicadas en la causa por las agresiones al vehículo del presidente Alberto Fernández en su accidentada visita a la localidad chubutense.

Con relación a las agresiones que un grupo de personas efectuó a la camioneta Mercedes Benz Sprinter del presidente Alberto Fernández durante su visita a Chubut por los incendios en la zona de la Cordillera, este jueves se llevaron a cabo tres diligencias en la localidad de Lago Puelo.

El trabajo conjunto entre personal policial permitió detener a tres personas de la ciudad implicadas en el ataque.

En comunicación con Cadena Tiempo, el fiscal general de Esquel, Carlos Díaz Mayer, dijo que entre los detenidos “habría una mujer”.

Asimismo, aseguró que las personas serán notificadas y la causa avanzará en su contra con la imputación del delito de “atentado a la autoridad y daño”.

Según aclaró el fiscal, por el momento no hay elementos para pedir una prisión preventiva, ya que en su consideración no existe peligro de fuga, tampoco peligro de entorpecimiento de la investigación.

Mayer afirmó que: “Estamos en una etapa de la investigación en la que hay mucha información.  A las personas se las va a identificar, se las va a someter a un reconocimiento médico y se les va a hacer saber sobre los artículos de la conformación de la causa que tiene la carátula de ‘atentado a la autoridad’ y ‘daños’”.

Y además aclaró, que se les informa que posiblemente sean citados –formalmente- a una audiencia con el juez para hacerles saber la imputación de manera formal. “Por el momento, no tengo elementos para pedir prisión preventiva como pueden ser ‘peligro de fuga’ o ‘entorpecimiento de la investigación”, dijo a FM Cadena tiempo. 

Ya a comienzos de la semana hubo seis detenciones de personas identificadas por las agresiones, las cuales ya fueron liberadas pero notificadas por la justicia.