El equipo de Pizzi arrancó abajo en el marcador, pero lo dio vuelta cerca del final. Fue 3 a 1 en cancha de Arsenal.

Racing tuvo un debut plagado de dudas en esta edición de la Copa Argentina. El equipo de Juan Antonio Pizzi jugó mal, sufrió, pero se despertó a tiempo para evitar el papelón ante Sportivo Belgrano, del Federal A. En una ráfaga, lo ganó por 3 a 1 y consiguió el ticket a los 16avos de final, donde enfrentará a San Martín (SJ). Los goles de Mauricio Martínez, Enzo Copetti y Héctor Fértoli desactivaron el escándalo en Avellaneda.

La imagen de Pizzi quedó muy debilitada tras la caída ante River por 5 a 0 en la final de la Supercopa Argentina. A partir de allí tuvo que remar y trabajar en lo anímico y en lo futbolístico con un grupo de jugadores que busca enderezar el rumbo. Tras esa estrepitosa goleada en contra, venció a Rosario Central y Platense. Este miércoles sufrió mucho para vencer a un equipo, a priori, inferior.

Martín Argüello fue el que abrió el partido a los 10 minutos del primer tiempo para Sportivo Belgrano. La Academia, con pocas ideas pero mucho empuje, empezó a someter a su rival hasta arrinconarlo en los últimos metros de la cancha. Los goles para dar vuelta el resultado llegaron muy cerca del final: Mauricio Martínez lo empató a los 39 del complemento, Enzo Copetti amplió la ventaja a los 40 y Héctor Fértoli selló el triunfo a los 47.