Con la baja de Angileri ya son cinco los defensores que no podrá usar Gallardo ante Godoy Cruz: el DT deberá armar una línea de cuatro que nunca usó en un partido clave.

Vigo y Paulo Díaz, dos que serán titulares contra Godoy Cruz (Prensa River)

Parte importante del trabajo de Marcelo Gallardo en River es la planificación: a lo largo de estos poco menos de siete años el Muñeco le hizo honor a una de las más célebres consignas peronistas, ésa que dice que sólo la organización vence al tiempo.

El técnico de River siempre va adelante del conejo y lo demostró en todo su ciclo: la urgencia no suele ganarle a un plan de largo plazo que aplicó en decenas de futbolistas en este tiempo. Los pibes de las Inferiores que van fogueándose de a poquito en Primera, los refuerzos que son apuestas para brillar mañana, los más veteranos que necesitan de una buena base física antes de saltar a la cancha.

No costará imaginar entonces el lamento del entrenador más ganador de la historia del club ante esta racha negra que sufre el equipo con sus defensores: son cinco los que no estarán disponibles en el partido de este sábado a la noche en Mendoza contra Godoy Cruz, un duelo fundamental si River quiere seguir con perspectivas de clasificación a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol, un mini torneo, efímero, que no da demasiadas oportunidades en una zona en la que el equipo arrancó torcido, perdiendo más de la mitad de los puntos que disputó hasta el momento.

La fractura de Pinola en el antebrazo derecho, la mononucleosis de Montiel y su lógica resaca física, la expulsión de Milton Casco en el superclásico, el desgarro de Robert Rojas en el psoas izquierdo y ahora la natural baja de Fabricio Angileri por el fallecimiento de su padre que obviamente lo desafectó de la lista de concentrados que viajarán a tierra mendocina: al fondo no hay lugar.

Hoy Gallardo se ve obligado a armar una defensa inédita sin especialistas en el banco de suplentes, con Vigo, Maidana, Díaz y Martínez, con el único margen de maniobra que tiene el deté para decidir si el lateral izquierdo es el zurdo HDM (que conoce esa posición y hasta debutó allí) o el chileno que -por suerte para este contexto- no fue convocado por Lasarte para el amistoso del 26/3 entre la Roja y Bolivia.

Claro, dos jugadores que alguna vez fueron marcadores de punta por ese sector pero que no son expertos como sí lo es Angileri, que es baja en su mejor momento. Para graficar la importancia de ausencia del Turco alcanza con una estadística elocuente que este viernes aportó Opta: desde que River volvió a competir en septiembre del 2020 perdió tres de los ocho partidos que disputó sin Angileri (tres PG y dos PE) y en ese mismo período con el mendocino disputó 20 juegos y sólo perdió dos, con Independiente y Estudiantes (15 PG y tres PE).