El Fortín se impuso en Liniers por 1 a 0 con un gol de Luis Abram a seis minutos del final y llegó a los 15 puntos. El Rojo de Falcioni quedó segundo, con 12.

Vélez se quedó con un triunfo muy importante, que incluso puede ser determinante en lo que viene. Este sábado el equipo de Liniers derrotó 1 a 0Independiente y se convirtió en el único líder de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional. 

Ambos equipos llegaban a este duelo con 12 puntos y en lo más alto, pero fue el local el que logró quedarse con el triunfo con un tanto sobre el final.

El encuentro se disputó en el estadio José Amalfitani, con el arbitraje de Fernando Echenique (Maximiliano Del Yesso y José Savorani son sus asistentes). El único gol de partido fue convertido por Luis Abram a los 39 minutos del segundo tiempo.

El conjunto dirigido por Julio Falcioni llegaba afilado. Luego de la derrota con Lanús en la primera jornada, encadenó cuatro victorias en el certamen (cinco si se cuenta la Copa Argentina), la última con un contundente 6 a 0 como local de Sarmiento de Junín. Sin embargo, este sábado no pudo con Vélez.

Por su parte, el elenco dirigido por Mauricio Pellegrino tuvo un arranque de certamen arrollador, con cuatro victorias al hilo, racha cortada por la dolorosa derrota por 7 a 1 frente a Boca.

Tras esa dura caída, la jornada anterior, el Fortín se fue ganador de Córdoba, donde se impuso por 1 a 0 sobre Talleres. Ahora derrotó al Rojo y llegó a los 15 puntos.

Fue un partido especial para ambos entrenadores. Porque Falcioni, hoy en Independiente, jugó y dirigió en Vélez. Mientras que Pellegrino, a cargo del Fortín, estuvo como DT en el Rojo entre 2015 y 2016.