El caso tomó trascendencia pública luego de que la mujer diera a conocer a través de las redes sociales el infierno que vive desde hace años con su ex pareja Daniel Mancilla ahora ex jugador de Roca.

La joven realizó dos denuncias en el Juzgado de Familia número 2 y decidió contar en las redes sociales el infierno que vive desde hace años con él.

A través de Instagram, realizó un posteo contando la situación y mostrando una serie de fotos con moretones y hematomas. 

La víctima realizó dos denuncias que están radicadas en el Juzgado de Familia Número 2 de Comodoro con fechas del 31 de enero y del 20 de marzo. Ambas realizadas en este año.

“Más de cuatro años, casi cinco, viviendo con este tipo. Demás está decir que fueron años tratando de mejorar algo que no iba, engañándome de que iba a cambiar y no lo hacía. Desde los golpes que fueron muchísimos todos estos años dejándome hematomas en todo el cuerpo, cara piernas, cabeza y un ojo negro. Estoy podrida de que venga a mi casa intentando abrir por la fuerza, amenazándome por mensajes, llamando todo el tiempo a mi mamá y amigas. Llegó a romperme vidrios de mi casa estando yo adentro con nuestra hija”, comenzó relatando. “Podrida de la policía que lo agarró a mitad de cuadra y me digan que no lo pueden detener porque tiene que estar un poco más de tiempo adentro de mi casa o agredirme. Podrida de esta peste, que caretea ser algo y que no es. Sigue su vida como si nada pasada, yendo a jugar al fútbol en Roca, Sport Boys y partidos que se le crucen. Cuando yo no puedo salir de mi casa o hasta en mi propia casa tengo miedo porque viene a espiar que yo no ande con ´machos´ o que no esté ningún auto que no conozca porque él entra y rompe todo. Me hizo pelota estos años y hasta estando separados me sigue persiguiendo y amenazando.  Si me pasa algo o a mi casa, auto o a nuestra propia hija ya saben quién fue, como la policía ni su familia hace un carajo hago esto público”, finalizó.”

En las últimas horas el club Deportivo Roca, mediante un comunicado, informó que tomó la decisión de dejar libre al jugador Daniel Mansilla luego de una denuncia de su pareja por redes sociales, donde mostraba los golpes que le había generado Mansilla.