Fue 2 a 0 para el Halcón de Varela en cancha de Banfield, que en la próxima ronda jugará contra Tigre o Independiente. El ciclo de Dabove al frente del Ciclón quedó muy debilitado.

Defensa ratificó su buen momento y en un partido muy trabado festejó gracias a los goles de Marcelo Benítez a los 25 minutos del primer tiempo y de Miguel Merentel en la última jugada de la noche.

El Ciclón jugó mal y Dabove fue muy criticado en las redes sociales por sacar en el entretiempo a Juan Ramírez y Ángel Romero, dos de los mejores futbolistas del equipo.

El Halcón fue el dominador de las acciones y logró ponerse en ventaja con un remate del zurdo Marcelo Benítez, que desvío mediante en la pierna de Alejandro Donatti, se metió en el arco defendido por José Devecchi.

En el complmento, muy cerca del final, Merentel aprovechó un error en la defensa del Ciclón y con mucha calma definió ante Devecchi.

Los jugadores de Defensa celebraron la victoria con un fuerte abrazo en la mitad de la cancha y posaron para la foto con el cheque de la victoria: 1.5 millones de pesos para los grandes ganadores. En la próxima ronda, el Halcón enfrentará al ganador de Tigre-Independiente.

San Lorenzo, sin rumbo

El Ciclón está perdido y no encuentra el camino hacia un fútbol mejor. Pese al gran trabajo hecho en Argentinos Juniors, Dabove no le encuentra la vuelta y fecha tras fecha queda marcado por los malos resultados y los planteos cuestionados por los hinchas.

Recurrentes cambios en el 11 titular, modificaciones constantes en el esquema y rendimientos bajos, un cóctel que pone en jaque el ciclo del entrenador. Hasta el momento no le dio identidad al equipo y es consciente que en un club como San Lorenzo no hay mucho margen de error.

En lo que va de la Copa de la Liga jugó seis encuentros y apenas ganó uno; empató en dos oportunidades y cayó en tres partidos, lo que lo ubica en el penúltimo puesto de la Zona A con apenas cinco unidades. Colón, el líder, tiene 16.

Defensa y Justicia, con las ideas claras

En Varela el rumbo es otro. El campeón de la Copa Sudamericana contó con el regreso de Sebastián Beccacece y el estilo futbolístico se mantiene: fútbol ofensivo y mucha presión alta pese a no contar con grandes figuras individuales.

En el plano local hace las cosas bien: está tercero en la Zona B de la Copa de la Liga y se mantiene en puestos de clasificación a la próxima ronda.