Audiencia preliminar de juicio por lesiones leves agravadas, desobediencia y tenencia de arma sin autorización legal

 Por pedido de la fiscalía, el juez Alejandro Rosales dicto el auto de apertura a juicio oral contra Alan Armando Antiman (30) acusado como presunto autor de los delitos de lesiones leves, agravadas por haber sido cometidas contra una persona con la que ha mantenido una relación de pareja. También será juzgado por desobediencia y tenencia ilegal de arma de guerra. Asimismo, el magistrado 

La audiencia se desarrolló en la sala de audiencias de la oficina judicial. La fiscalía estuvo representada por el funcionario Ezequiel Castro Albornoz. El imputado, designo al abogado particular Marcelo Fuentes, quien participó del acto judicial mediante comunicación telemática.

Al inicio del acto judicial, el investigador relató el contenido de la pieza acusatoria. En este marco, indicó que el hecho investigado ocurrió 8 de octubre de 2019, a las 22:30, en un domicilio ubicado sobre la calle 20 de junio al 400.

Allí residía la victima junto a su pareja, Alan Armando Antiman.  El grupo familiar también lo integra la hija de ambos, de 6 años de edad.

En aquella oportunidad, Antiman mantuvo una discusión verbal con la víctima. Luego, le propinó golpes de puño en el rostro, la agarró del cabello y del cuello ahorcándola. Finalmente la arrojó al suelo.

Asimismo, se supo que la víctima intento defenderse con una botella en su mano. Por otra parte, las lesiones sufridas por la mujer, fueron certificadas como:  excoriación en mejilla izquierda, labio interior de la boca, antebrazo izquierdo y herida cortante en el dedo de su mano derecha.

Después de agredir a la madre de su hija, Antiman se retiró del lugar a bordo de su vehículo.

En este contexto, la mujer golpeada concurrió a la comisaría para radicar la denuncia correspondiente.

 En su declaración en la sede policial, agregó que su pareja poseía un arma de fuego en el vehículo que se desplazaba.

Así las cosas, los empleados policiales lograron alcanzar el vehículo del imputado, cuando se encontraba en el semáforo ubicado en la intersección de Avenida San Martin y Uruguay.  Antiman, no acato la orden de detenerse y se dio a la fuga en dirección al barrio “Estación”.

Cuando llego a inmediaciones de las calles 20 de junio y Ormachea, descendió del automóvil e intento ingresar a una casa del sector denominado “barrio 55 viviendas”. Finalmente, volvió sobre sus pasos y fue aprehendido por el personal policial.  

Por otra parte, el investigador explico que, mediante una orden judicial de registro vehicular, pudieron hallar un arma de fuego en el interior del rodado del sospechoso. El arma fue descripta como un revólver calibre 38 de seis alveolos, cachas de color negra desgastada y con inscripción en el cañón.

A ello, agregó que Alan Intiman, no contaba con la debida autorización legal para la tenencia y portación de arma de fuego.

Por último, Castro detalló los medios de prueba testimoniales y documentales propuestos para el debate. Con respecto a la calificación legal, sostuvo que el tribunal debe juzgar al imputado como presunto autor del delito de lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra una persona con la que ha mantenido una relación de pareja, desobediencia y tenencia ilegal de arma de guerra.

A su turno, el abogado Marcelo Fuentes propuso que la víctima se exprese en la audiencia. Explicó que su objetivo era escuchar el relato de la denunciante para luego solicitar absolución de su defendido.

En este marco, la mujer expresó que el día de los hechos, mantuvo una discusión con su ex pareja. Como consecuencia de esta pelea, ella atacó al imputado con una botella. Asimismo, afirmó que colocó un arma de fuego en el vehículo de Antiman. Luego fue a la comisaría a realizar la denuncia.

Sobre las lesiones certificadas por el personal médico, explicó que ella misma se lastimó con la botella de vidrio cuando agredió a su pareja.

Por otra parte, confirmó que actualmente retomo la relación con el acusado. Aseguró que mantienen una convivencia familiar tranquila. También indicó que no tiene interés en que la causa judicial continúe.

Al retomar su intervención, Fuentes solicitó que se rechace la elevación a juicio. Luego insto el sobreseimiento de su asistido y requirió un llamado a conciliación. En este sentido, considero que la acusación fue pergeñada, sin medir las consecuencias, por parte de la víctima.

También propuso la intervención del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (S.A.V.D) o el Equipo Técnico Interdisciplinario (E.T.I) a los fines de que guíen a la pareja en el camino de una buena convivencia.

Alto riesgo

En la réplica, Castro Albornoz dio detalles sobre las circunstancias en las que la víctima presento su pedido de retractación. A esa información, le sumo el informe elaborado por las profesionales del S.A.V.D. En esa intervención victimo lógica se informó que la voluntariedad de la víctima no ha sido libremente expresada, en función del alto grado de vulnerabilidad.

En tanto, el investigador confirmó que el informe respecto del grado de riesgo de la mujer que presentó la denuncia contra Antiman, había arrojado un resultado alto. Por último, se opuso a la aplicación de un beneficio de reparación a favor del imputado en función de los incumplimientos evidenciados en otros procesos penales en su contra.

El acusado, utilizó se derecho a declarar en esta instancia. Sostuvo que “ella me agredió y yo me defendí, en este caso yo soy la víctima”.

Luego de escuchar los planteos de las partes. Rosales resolvió rechazar el pedido de sobreseimiento efectuado por el abogado Marcelo Fuentes. En consecuencia, dispuso dictar el auto de elevación a juicio oral y público contra Armando Animan, en orden a los hechos relatados en la pieza acusatoria y la calificación legal propuesta. Declaró admisible los medios de prueba propuesto y ordeno a la oficina judicial que designe al magistrado interviniente y fije las fechas para la audiencia de debate.

Ficha de la audiencia

Juez: Alejandro Rosales

Imputado: Alan Armando Antiman

Fecha del hecho: 08 de octubre del 2019

Ministerio Publico Fiscal: Funcionario Ezequiel Castro Albornoz

Abogado particular: Marcelo Fuentes

Calificación legal provisoria: Lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra una persona con la que ha mantenido una relación de pareja, desobediencia y tenencia ilegal de arma de guerra. Todo ello en concurso real en calidad de autor (artículos 45, 89 y 92 en función del art. 80 inciso 1 del Código Penal 239 y 189 bis, apartado segundo, segundo párrafo del Código Penal)