Fue 3 a 2 para el Bicho, en La Paternal. El delantero Gabriel Ávalos, uno de los destacados: falló un penal, metió un tanto y vio la roja.

Argentinos Juniors y Arsenal de Sarandí jugaron un increíble partido de ida y vuelta que tuvo de todo: cinco goles, tres expulsados, un penal atajado y la constante sensación de que hasta que el árbitro no diera el pitido final podía ocurrir cualquier otra cosa. Fue 3 a 2 para el Bicho en su cancha por la Copa de la Liga.

Era un encuentro que a priori no generaba mucho interés: el equipo de la Paternal tenía apenas seis puntos y Arsenal, con una sola unidad, buscaba salir del último puesto de la Zona A. Pero protagonizaron 90 minutos electrizantes.

Alan Ruiz abrió el marcador para el elenco visitante a los 38 minutos del primer tiempo, tras una asistencia de Lucas Albertengo. La igualdad del Bicho llegó a los 47 luego de un buen pase de Gabriel Florentín para Jonathan Sandoval, autor del 1 a 1 parcial.

Unos segundos después, Jhonatan Candia volvía a poner en ventaja al Arse tras un nuevo pase gol de Albertengo. El técnico del Bicho, Gabriel Milito, tocó la estructura del equipo y mandó a la cancha a Gabriel Carabajal, Jonatan Gómez y Lucas Ambrogio.

A los 77 minutos, tras haber fallado un penal antes del entretiempo, Gabriel Ávalos puso el 2 a 2 parcial y vio la tarjeta amarilla por sacarse la camiseta para festejar. Lo increíble es que 120 segundos después se fue expulsado por una infracción.

En el último cuarto de hora pasó de todo: Gabriel Hauche también vio la roja y dejó a Argentinos Juniors con dos hombres menos. A los 87, apareció uno de los mejores laterales izquierdos del torneo, Elías Gómez, para poner el 3 a 2 final.

Arsenal intentó empatarlo con el último suspiro pero Lucas Chaves contuvo un muy buen remate de Javier Cabrera. El equipo visitante, en la locura final, incluso se quedó con un futbolista menos por la roja a Mateo Carabajal.

El Bicho tuvo que sufrir para ganar. A lo largo del encuentro manejó la pelota con mucha tranquilidad y cada aproximación al arco generó peligro. Arsenal intentó cerrarse atrás y golpear de contra, pero en los últimos metros falló muchas situaciones claras.

Fue un triunfo que le dio un poco más de aire a Argentinos, que ahora tiene nueve puntos y quedó en la séptima posición de la Zona A; Arsenal sigue en el último puesto con solo una unidad y la certeza de que tendrá que trabajar mucho más para salir del fondo de la tabla.

En la próxima fecha el Bicho viajará a Santa Fe para enfrentar al líder Colón (19), mientras que los del Viaducto tendrán una parada complicada en condición de local cuando reciban al River de Marcelo Gallardo.