El Ciclón se impuso por 2 a 0 y consiguió su segundo triunfo en la Copa de la Liga Profesional. Ángel Romero entró sobre el final y Óscar se quedó en el banco de suplentes.

Una gran victoria para San Lorenzo, que sirve para llevarle algo de tranquilidad al entrenador Diego Dabove en medio de las críticas por el difícil presente que atraviesa su equipo. El conjunto de Boedo se impuso en condición de visitante por 2 a 0 ante Estudiantes de La Plata, en un encuentro correspondiente a la fecha 7 de la Zona A de la Copa de la Liga Profesional del fútbol argentino.

El “Ciclón” se puso en ventaja a los 12 minutos del primer tiempo, cuando el delantero Nicolás “Uvita” Fernández desvió dentro del área un gran centro tras desborde de Franco Di Santo por izquierda.

Con una gran noche del arquero José Devecchi, que ahogó cada grito de gol del local, el conjunto de Boedo sentenció la historia luego de una muy buena jugada colectiva que coronó Juan Ramírez, a veinte minutos del final.

El Pincha desperdició una buena posibilidad de colocarse como único escolta de Colón de Santa Fe y empezar a allanar el camino a la clasificación para la fase final de la competencia, a la que clasificarán los cuatro mejores equipos de cada grupo.