El Gobierno de Sebastián Piñera anunció este jueves que cerrará las fronteras del país por 30 días, restringirá los viajes al extranjero para los chilenos y extranjeros residentes y prohibirá la entrada de no residentes.

Chile cerrará todas sus fronteras el próximo lunes por 30 días, restringirá los viajes al extranjero y prohibirá la entrada de extranjeros no residentes, anunció este jueves el Gobierno, luego de registrar un récord de 7.830 casos de coronavirus y sobrepasar el millón de contagiados pese a su exitosa campaña de vacunación.

Sólo podrán salir de Chile personas por razones que sean “fundamental para el país, porque hay una medida humanitaria de por medio, porque es esencial para la salud, o porque la persona que sale no vuelve”, explicó la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, en declaraciones a periodistas.

Desde el próximo lunes, no podrán ingresar a Chile extranjeros no residentes, salvo los que vengan de países que no reportan transmisión comunitaria del virus, de acuerdo a una lista de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

DESDE EL PRÓXIMO LUNES, NO PODRÁN INGRESAR A CHILE EXTRANJEROS NO RESIDENTES, SALVO LOS QUE VENGAN DE PAÍSES QUE NO REPORTAN TRANSMISIÓN COMUNITARIA DEL VIRUS

Las autoridades informaron que la crisis hospitalaria continúa, al reportar 2.729 pacientes internados en unidades de cuidados intensivos, de las cuales 2.358 están conectadas a ventilación mecánica.

Las autoridades, visiblemente preocupadas por el avance de la pandemia, informaron además que el inicio de un toque de queda ya vigente se adelanta a las 21, también a partir del lunes 5 de abril.

“Estamos viviendo momentos muy complejos de la pandemia en Chile”, afirmó Enrique Paris, ministro de Salud, quien además informó que no ha pensado en renunciar a su cargo.