Por conmemorarse el ” Día Mundial de Concienciación sobre el autismo” la Organización Asociacion Azul Sarmiento organizó la tradicional barrileateada a fin de generar conciencia sobre el AUTISMO.

La actividad se desarrolla en el Aeroclub Sarmiento desde las 15 a las 18hs.

Como consigna se debe ASISTIR CON UNA REMERA O PRENDA AZUL.

Es una actividad LIBRE Y GRATUITA.

Desde el 27 de abril del 2007 las Naciones Unidas decretaron el 2 de abril como el día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Por ello y desde entonces, cada dos de abril, la Fundación Planeta Imaginario se pinta de azul para dar a conocer a la sociedad qué es el autismo, cómo detectarlo y lo que es más importante aún, cómo tratarlo. Los datos epidemiológicos sobre la incidencia de los TEA, según estudios y webs de referencia, son de 1 de cada 68 niños. Lo que sí parece mantenerse en el tiempo es que el número de niños varones es, entre tres y cuatro veces mayor, que el número de niñas. Actualmente en España hay alrededor de 50.000 niños con autismo. Los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD), los Trastornos del Espectro Autista (TEA) y el Autismo son, términos generales para un amplio y complejo conjunto de alteraciones en el desarrollo.

Estas alteraciones se caracterizan, en niveles diferentes, por dificultades en la interacción social, en la comunicación verbal y no verbal y en la existencia de comportamientos repetitivos…

El TEA parece tener su inicio en etapas muy tempranas del desarrollo cerebral. Sin embargo, los signos más obvios y síntomas de autismo tienden a emerger entre los 2 y los 3 años de edad.

Algunos de estos síntomas de alerta a partir de los 6 meses pueden ser:

  • El niño no muestra grandes risas u otras expresiones de diversión sobre los 6 meses o después.
  • No compartís situaciones de ida y vuelta intercambiando sonidos, risas o expresiones faciales hacia los 9 meses o después.
  • El niño/a no balbucea hacia los 12 meses.
  • No observas, intercambios de muecas o gestos como señalar, mostrar cosas, o saludar hacia los 12 meses.
  • El niño no muestra palabras sobre los 16 meses.
  • Hacia los 24 meses, el niño no muestra frases de dos palabras con significado (sin ser imitadas o en repetición).
  • Alguna pérdida de lenguaje o balbuceo a cualquier edad.
  • El niño no se gira cuando le llamas o parece no escuchar cuando se le habla.
  • No realiza juego simbólico a partir de los 18-24 meses (p.ej: jugar con muñecos en casitas o en el parking).
  • No expresa “el sí y el no” ni verbalmente ni con los gestos convencionales.
  • Se enfada frecuentemente y puede tener rabietas fuertes a pesar de su corta edad.
  • Le molestan los cambios, p.ej: en los recorridos habituales, en la disposición de los objetos, etc.
  • Parece que se auto-estimula con determinados cosas, p.ej: con el agua, las luces, mirar fijamente objetos, girar sobre sí mismo, mirar de reojo, hace ruidos repetitivos…

No existe ningún fármaco para el autismo como entidad propia.

Hay una amplia variedad de propuestas de intervención para el abordaje del autismo. No obstante, no tantas aproximaciones están sostenidas desde un punto de vista de investigación.

El Análisis Conductual Aplicado ha acumulado a lo largo de más de 30 años evidencia empírica de forma inductiva para el tratamiento del autismo. Ha sido tan sólo en las dos últimas décadas que ha habido estudios publicados de programas globales de tratamiento con resultados positivos para niños muy jóvenes con autismo. En la Universidad de California Los Angeles (UCLA), Lovaas y sus colaboradores llevaron a cabo un estudio controlado de una intervención psicosocial, basada en técnicas y procedimientos del Análisis Conductual Aplicado, conocido genéricamente como Terapia Conductual Intensiva y Temprana (ICIT).

Un adecuado tratamiento es la mejor esperanza para todos aquellos que padecen autismo, también para padres y familiares que día tras día luchan para lograr mejorar la calidad de vida de los suyos. Únicamente si la sociedad se conciencia y toma parte se podrá llegar a que las administraciones tomen parte y se lleguen a elaborar leyes que permitan democratizar los tratamientos más efectivos, para que estén al alcance de todos.

La predicción de los resultados del tratamiento y análisis longitudinal en niños con autismo que reciben intervención conductual intensiva. 

Por eso hoy toca pintarse de azul, pero sobretodo tomar conciencia de la importancia de dar a conocer las prácticas terapeúticas contrastadas cientifícamente y que ha día de hoy son utilzadas de forma eficaz.