El Rojo, que mereció un mejor resultado, cayó 3 a 1. El sábado de la semana que viene chocará con Racing en el Cilindro de Avellaneda.

Independiente,dirigido por Julio César Falcioni, perdió 3 a 1 este sábado en su visita a Talleres de Córdoba. El Rojo, que mereció el empate, pagó muy caro los errores cometidos sobre el final del primer tiempo y se quedó con las manos vacías. En la próxima fecha chocará con Racing en el CIlindro de Avellaneda, con el objetivo de mantenerse en los puestos altos de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional. Sabe que tiene que reaccionar antes de que sea demasiado tarde.

El partido se jugó en el estadio Mario Alberto Kempes, con el arbitraje de Ariel Penel. Talleres consiguió el triunfo en gran parte por lo que hizo en los minutos finales de la parte inicial. A los 44 minutos, Carlos Auzqui aprovechó un error de Fabricio Bustos y anotó el primero. Franco Fragapane, pocos segundos después, le dio otro golpe al Rojo y marcó el segundo.

Independiente mejoró en el segundo tiempo. Se dio cuenta de que tenía que ir a buscar el partido. La expulsión de Ángelo Martino, a los 24, le dio a los de Avellaneda el combustible que necesitaban para avanzar aún más. Casi de inmediato llegó el descuento de Sebastián Palacios, con un golazo, y el Rojo se ilusionó. Antes, a Independiente no le habían cobrado un penal.

Lo que vino luego fueron todos intentos de Independiente. El equipo de Falcioni iba, llegaba, quedaba cerca, pero no acertaba. Le faltaba el último puñal. Hubo jugadas muy claras. Pero no pudo. Y, entonces, de tanto buscar, a Talleres le quedó una contra, hubo un penal y Diego Valoyes lo cambió por gol para cerrar el partido 3 a 1. Hacía 17 años que la ‘T’ no le ganaba al Rojo.

Vélez es el puntero de la zona con 16 unidades, seguido por Independiente y Lanús con 13. Tanto el Fortín como el Granate tienen un partido menos. Talleres, con este triunfo, llegó a los 12 puntos y pone al Rojo en una posición de riesgo ya que solo los primeros cuatro avanzarán a la próxima etapa.

El equipo de Falcioni no tuvo a su jugador más destacado, el cordobés Silvio Romero, quien padece coronavirus, y perdió también al defensor Alan Franco, quien se fue al Atlanta United de la MLS, la liga de los Estados Unidos. El delantero estaría en condiciones para jugar el clásico ante Racing.

El Rojo venía de empatar con Boca gracias a que el arquero uruguayo Sebastián Sosa le desvió un tiro penal al colombiano Sebastián Villa en la última jugada del partido. Este sábado se llevó un golpe de Córdoba