En Sarmiento se desarrolló la Audiencia de revisión por revocatoria del beneficio de salidas transitorias para un condenado por robo agravado que ingresó a su lugar de detención con medicamentos y estupefacientes.

 Los jueces Alejandro Rosales, Miguel Caviglia y Jorge Odorisio, resolvieron no hacer lugar al pedido de nulidad efectuado por el abogado del Ministerio de la Defensa Pública, Marcelo Catalano respecto a las sanciones impuestas a José Atilio Peran (31) por cuatro infracciones graves cometidas en su lugar de detención. 

En consecuencia, el tribunal revisor mantuvo la revocatoria del beneficio de salidas transitorias.

Peran se encuentra cumpliendo una condena de seis años y medio de prisión por el delito de robo agravado. 

En su celda, las autoridades policiales hallaron medicamentos y sustancias no autorizadas.

En la sala de audiencias de la Oficina Judicial se desarrolló una audiencia de revisión de una resolución del juez Jorge Novarino, respecto de la revocatoria del beneficio de salidas transitorias para el condenado José Peran.

El acto judicial fue presidido por el magistrado Alejandro Rosales. Desde la circunscripción judicial de Comodoro Rivadavia se conectaron vía remota los jueces Miguel Caviglia y Jorge Odorisio.

El Ministerio Publico Fiscal estuvo representado por el funcionario Ezequiel Castro Albornoz.  El interno, en tanto, recibió el asesoramiento del abogado adjunto de la Defensa Pública, Marcelo Catalano.

En la ocasión, Catalano informó que en una audiencia realizada el pasado lunes 29 de marzo, el juez de ejecución penal Jorge Novarino confirmó los partes disciplinarios presentados por las autoridades de la comisaría local, donde se encuentra alojado José Peran.

En este reporte, se indicaba que las infracciones cometidas por el interno estaban vinculadas al hallazgo de elementos no autorizados (medicamentos y estupefacientes) en su lugar de detención.

En consecuencia, el representante del Ministerio Público Fiscal requirió a Novarino la revocatoria del beneficio de salidas transitorias que el interno había accedido desde el 04 de febrero.

Asimismo, se dispuso una sanción de cuarenta y cinco días de aislamiento y el traslado a otro lugar de detención.En este marco, Catalano afirmó que la resolución dictada por Novarino era arbitraria.

A ello, agregó que esta decisión no refleja los principios básicos del ordenamiento procesal.

También indicó que Peran se encontraba en una burbuja sanitaria en su lugar de detención junto a otros dos internos. Por esta razón, no había elementos concretos para atribuir la tenencia de los elementos que se encontraron.

En conclusión, el representante de la Defensa Pública, consideró que el juez Novarino construyó su resolución con indicios de indicios y eso la torna arbitraria.

En consecuencia, requirió al tribunal revisor que declare la nulidad de esta decisión judicial y la no confirmación de las sanciones impuestas.

A su turno, el funcionario Castro Albornoz manifestó que mediante la revisión de los partes disciplinarios arribaron a la conclusión de que la conducta de Péran había dejado de ser ejemplar. Este es el requisito que permite otorgar el beneficio de las salidas transitorias.

Por ello solicitaron la revocatoria de esa decisión. Por último, solicitó a los magistrados que se mantenga la resolución dictada por Jorge Novarino.    

  Luego de un cuarto intermedio, el tribunal informó su decisión indicando que la resolución del juez Jorge Novarino resulta ser acertada y fue confirmada en todos sus términos.

 EL CASO

Los hechos investigados ocurrieron el 9 de julio de 2017, a las 21:10 en el local comercial “Tilof”, ubicado en el Barrio Plan 20 Viviendas Casa n° 12 del Barrio Progreso. En esa oportunidad, en el interior del local, se encontraban el propietario en compañía de su hija de quince años.Fue allí cuando ingresó el imputado. Llevaba un arma de fuego en su mano. Mediante insultos y amenazas le exigió al comerciante que le entregue el dinero.

También colocó el arma en la cabeza de la víctima.  Asimismo, se indicó que el titular del almacén, denunció que Peran percuto el arma en varias oportunidades, sin que se produjera ningún disparo.Luego las agresiones continuaron. Esta vez el arma funcionó. Como consecuencia de esta acción, el comerciante recibió un disparo en una de sus piernas. Por último, el imputado sustrajo una caja registradora que contenía doce mil pesos y escapó del lugar.Finalmente, fue detenido a bordo de un vehículo cuando transitaba por la Avenida “2 de abril” y la esquina de la calle “Etchezar” del Barrio “Parque 21 de junio”. En tanto, la víctima fue trasladada al hospital y se confirmó que sólo sufrió lesiones de carácter leve.