El juez Daniel Pérez formalizó la investigación penal preparatoria de juicio a pedido del Ministerio Publico Fiscal contra M.A.Vega (33) imputado como presunto autor del delito de desobediencia. El procesado fue detenido por la policía a raíz del incumplimiento de una orden judicial de prohibición de contacto con su ex pareja.

 El acto judicial se desarrolló en la sala de audiencias de la oficina judicial. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el funcionario Ezequiel Castro Albornoz. El detenido, recibió el asesoramiento técnico legal del abogado del Ministerio de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzun.

Según informó el Depto. de Prensa del MPF en la ocasión, el investigador indicó que el hecho denunciado ocurrió el 04 de abril a las 20:45, en un domicilio ubicado en el complejo “20 viviendas” del barrio “Progreso”.

En aquella oportunidad, personal policial de la Comisaría Distrito Sarmiento, tomó conocimiento de que en esa vivienda se encontraba Vega, quien poseía una medida vigente de prohibición de acceso y acercamiento al domicilio donde habita su ex pareja y sus hijos.

Asimismo, Castro sostuvo que cuando la policía llego al lugar, observó la presencia del imputado dentro del patio frontal de esa vivienda. En este marco, el representante de fiscalía agregó que Vega estaba incumpliendo con una orden judicial de prohibición de contacto y acercamiento dispuesta el 25 de marzo de 2021 por el Juez de Familia Santiago Huaiquil.

En consecuencia, la policía resolvió llevar detenido a Vega. En otro orden, Castro Albronoz señaló que la medida ordenada por el juez civil, consistía en la prohibición de acceso y acercamiento en el radio de doscientos metros. Este mandato legal incluía las comunicaciones telefónicas y/o electrónicas del detenido al domicilio de su ex pareja por el término de 30 días.

Finalmente, requirió al magistrado que declare legal la detención del procesado. También peticionó que se lo traslade a las oficinas del Área de Criminalísticas a los fines de que se proceda a su correcta identificación.

Con respecto a la calificación legal provisoria escogida por la parte investigadora, afirmó que la conducta que se le atribuye al imputado es constitutiva del delito de desobediencia en calidad de autor.Por otra parte, propuso que se remita el acta de la audiencia al Juzgado de Familia, a los fines de que mediante su intervención, se propongan herramientas que alienten a la finalización del conflicto entre Vega y su ex pareja.

A su turno, el detenido utilizó su derecho a declarar en esta instancia del proceso. El imputado relató su versión de los hechos. Luego refirió que presentaría una denuncia contra una persona- que en esa ocasión se encontraba en el domicilio de su ex pareja- y que habría generado una situación conflictiva en el grupo familiar.En tanto, el abogado defensor consideró que el juzgado de familia, es quien debe tomar intervención en esta causa, a los fines de garantizar un mínimo de paz y tranquilidad en esta familia.

Asimismo, sostuvo que no formulara oposición al pedido de la fiscalía respecto de la formalización de la investigación penal preparatoria de juicio. También adhirió al pedido del Ministerio Público Fiscal de remitir las actuaciones al ámbito de la justicia de familia.

Por último sugirió que esta causa podría ser remitida a la Oficina de Solución Alternativa de Conflictos a los fines de arribar a un acuerdo conciliatorio.

Así las cosas, Pérez resolvió formalizar la investigación preparatoria de juicio contra M. Vega en orden a los descriptos y la calificación legal propuesta por la fiscalía. En este contexto, otorgó un plazo de seis meses de investigación y declaró legal la detención. 

Finalmente, hizo lugar al pedido de las partes respecto de remitir todas las actuaciones al Juzgado de Familia para que tome las intervenciones correspondientes.