Con este accesorio se pueden “dibujar” caramelos y cualquier otro tipo de figura comestible.

La tradicional compañía fabricante de cámaras fotográficas Polaroid presentó recientemente un lápiz de impresión 3D que permite crear figuras de caramelo, con colores y sabores diferentes, para personalizar dulces completamente comestibles.

El lápiz de impresión Candy Play 3D Pen emplea cartuchos saborizados que son recargables, disponibles en seis colores y sabores diferentes: frutilla, naranja, manzana, limón, uva y cola, que pueden encontrarse por separado o en packs que combinan las seis opciones.

A través de la tecnología 3D, este lápiz de Polaroid le permite a los usuarios dibujar cualquier tipo de figura, incluso hasta caramelos tridimensionales, tanto siguiendo los diseños que ofrece Polaroid como cualquier otro personal.

Cómo funciona Candy Play 3D Pen

El diseño de este lápiz permite que tenga un agarre ergonómico, y que pueda ser usado por usuarios zurdos y diestros.

También cuenta con un puerto USB tipo C para recargar la batería.

Algunos de los diseños comestibles que pueden lograrse con el Candy Play 3D Pen de Polaroid.

Ofrece, como señala la compañía en su web: “la oportunidad de crear y construir una enorme variedad de asombrosos modelos comestibles, dulces personalizados, paletas únicas y mucho más”.

De hecho, el sabor de los cartuchos no tiene azúcar y es apto para veganos, según reconocieron desde Polaroid.

Para comenzar a disfrutar de estos particulares dulces simplemente habrá que enchufar el accesorio y esperar a que un luz LED avise que el mecanismo de calentamiento está lo suficientemente preparado para comenzar a “dibujar” dulces.

Además del lápiz, Polaroid vende por separado los cartuchos saborizados. Foto: Polaroid.

Luego, con el lápiz activado, el usuarios solo deberá colocar el dibujo debajo de una hoja de papel manteca o de calcar y comenzar con los trazos.

Por el momento, Polaroid vende el Candy Play 3D Pen en su página web y para un número acotado de mercados, como los Estados Unidos y los países más importantes de Europa (AlemaniaReino UnidoFrancia y Holanda, entre otros) a un precio que ronda los 50 dólares.