El hecho se registró en un puesto de control donde se detectaron 25 casos de Covid-19 entre los pasajeros de un colectivo contratado por un contingente de jubilados que viajaba desde Ushuaia con destino a El Chaltén.

Una situación casi increíble se dio la tarde de este lunes en el puesto de control de Chimen Aike a escasos kilómetros de la ciudad de Río Gallegos.

De un grupo de 31 personas que se trasladaban en colectivo, 25 dieron positivo de COVID-19.

Venía de Ushuaia y su próximo destino era la localidad de El Chaltén.

Fuentes del Municipio confiaron a La Opinión Austral que junto al personal de Salud, gestionan el lugar donde serán alojados.

El Comisario José María Povoli confirmó que se trata de una situación que preocupa considerando la crisis por la que atraviesa el país donde se requiere el máximo de responsabilidad a las personas.

Se trata de un contingente de jubilados de personas de Santa Fe y Córdoba, todos adultos mayores, tour sin PCR.  La policía los demoró, personal de Salud los hisopó y desde provincia buscan un lugar donde alojarlos.

La empresa de transporte se hará cargo de la alimentación.