El Ciclón, que jugó gran parte del segundo tiempo con diez por la expulsión de Rojas, igualó 2 a 2 y no logró remontar el 3 a 1 sufrido en la ida y disputará la Sudamericana.

Se fue con la frente en alto. San Lorenzo hizo un gran partido en Brasil, pero no le alcanzó: igualó 2 a 2 ante Santos y no consiguió un lugar en la fase de grupos de la Copa Libertadores.

La derrota por 3 a 1 sufrida en el Nuevo Gasómetro en el partido de ida de la llave terminó sentenciando la suerte del elenco dirigido por Diego Dabove, que deberá conformarse con jugar la Copa Sudamericana.

Marcos Leonardo y Pará hicieron los goles del equipo de San Pablo, que hizo de local en Brasilia por la difícil situación sanitaria que atraviesa su estado ante la pandemia de coronavirus. Franco Di Santo y Ángel Romero anotaron para el Ciclón, que jugó desde los siete minutos del segundo tiempo con un hombre de menos por la expulsión de Gabriel Rojas.

El equipo argentino mostró mucho coraje y, pese a estar con diez, buscó la remontada hasta el último minuto de juego. Si no se volvió de Brasil con una victoria fue por la gran noche que tuvo el arquero João Paulo, quien protagonizó muy buenas intervenciones en momentos determinantes del partido.

Pese al dolor por no haber cumplido el objetivo, queda en el Ciclón una buena sensación por lo mostrado a lo largo del encuentro. Y esto parece ser una interesante señal de cara al futuro.

El presidente Marcelo Tinelli destacó el gran partido que jugó el conjunto azulgrana. “Felicitaciones al plantel y cuerpo técnico. Orgulloso de ver este equipo en la cancha, dejando todo y habiendo podido pasar de ronda aún con 10 jugadores. Con todo ahora en el torneo de la Copa de la Liga Profesional y en la Sudamericana”, escribió en su cuenta de Twitter.

El conjunto de Boedo integrará el Grupo A de la Copa Sudamericana junto a Rosario Central, 12 de Octubre de Paraguay y Huachipato de Chile, con el que debutará el 21 de este mes en el Nuevo Gasómetro.