El Fortín consiguió un importante triunfo como local por 2 a 0. Es el puntero absoluto de la Zona B a falta de tres fechas para el cierre.

Vélez logró este viernes una importante victoria al imponerse como local ante Huracán por 2 a 0, en un entretenido encuentro que disputaron por la décima fecha de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional. Con esta victoria, el Fortín se afianzó en la cima del grupo y quedó a un paso de la próxima ronda.

El mediocampista Federico Mancuello, a través de un tiro libre al minuto del segundo tiempo, abrió el marcador. Juan Martín Lucero puso la segunda conquista cuando se terminaba el partido. Por su parte, el elenco visitante terminó con diez jugadores debido a que a los 21 del complemento se fue expulsado Iván Erquiaga.

Con este resultado, el elenco de Liniers acumula 22 unidades y se afirmó en la punta de la Zona B cuando restan tres partidos para disputar la próxima fase del certamen.

Los de Liniers se adueñaron de la pelota desde el comienzo haciéndola circular con buen criterio pero con escasa profundidad, ante el despliegue de los adversarios que presionaron en todos los sectores.

Esa presión a Huracán de poco le sirvió porque al recuperar el balón mostró imprecisión en los pases para generar el juego ofensivo.

Pese a eso fue el primero en tener una ocasión para desequilibrar por una jugada surgida de un saque lateral que la culminó Cristian Nuñez, con un remate bajo al caño izquierdo del arco de Lucas Hoyos, que logró cubrir el tiro con un desvío al córner (21m).

En cambio, los del Fortín fueron creciendo en su idea, siempre con la pelota al pie, y dentro de lo flojo de las acciones desarrolladas en el primera etapa, contaron con un par de situaciones para llegar al gol.

En ambas el protagonista resultó Thiago Almada. En la primera, en una valiente corrida por izquierda superó a dos rivales y el remate final, rasante y cruzado, lo alcanzó a desviar Sebastián Meza (27m).

Luego, puso un pase entre líneas para Cristian Tarragona, que no alcanzó a definir por un rebote que le cayó a Luca Orellano, cuyo tiro salió besando el caño derecho de la valla visitante.

Dentro de esas características del primer capítulo, apenas comenzado el segundo, se produjo la apertura por la manera más previsible: una jugada de pelota detenida.

Claudio Yacob le cometió una falta cerca de su área a Almada, que iba a entrar con amplia chance de gol, y el tiro libre lo aprovechó Federico Mancuello para convertir un golazo, enviando el tiro al ángulo derecho del arco de Meza, que nada pudo hacer pese a su esfuerzo (2m).

De ese modo, el exvolante de Independiente logró marcar su primer gol con la camiseta de la ‘V’ azulada, después de 30 partidos jugados.

Así, Huracán se vio obligado a cambiar su postura para procurar la igualdad y el juego cobró mayor intensidad.

No sólo cambió de actitud la visita sino también de jugadores, entre ellos Norberto Briasco, que ingresó por Juan Garro y pronto estuvo cerca de marcar el empate, con un remate de media distancia que se estrelló en el travesaño (21m).

En la jugada siguiente, los de Parque Patricios se quedaron con un jugador menos por la expulsión de Iván Erquiaga, por un planchazo al también ingresado en Vélez Agustín Mulet.

Posteriormente, Meza evitó que el local aumentara la ventaja al cubrir con solvencia un mano a mano ante Almada, el más desequilibrante del partido.

Al final, con Huracán jugado todo al ataque, hasta con el arquero Meza ante un tiro de esquina a favor, culminó con el despeje y la réplica de Vélez, generando la escapada del ingresado Lucero para marcar el segundo gol velezano (50 min).

Victoria justificada para los conducidos por Mauricio Pellegrino por ser más efectivos y por su orden táctico, más allá que preservaron energías para el compromiso del próximo martes, en que recibirán a Flamengo por la primera fecha del grupo G de la Copa Libertadores.

Por la undécima fecha, Vélez visitará a Lanús, el domingo 25; y Huracán recibirá a Boca, el sábado 24.