Audiencia preliminar de juicio contra Mónica Urigh por los delitos de daño, amenazas y desobediencia   

El juez Daniel Pérez anunció que en el plazo de tres días informará su resolución respecto al pedido de elevación a juicio oral y público de una causa penal contra Mónica Susana Urigh. La mujer está imputada por los delitos de daño, amenazas y desobediencia.

En la sala de audiencias de la oficina judicial, se realizo una audiencia preliminar de juicio. El acto judicial fue presidido por el magistrado Daniel Pérez. La fiscalía, estuvo representada por la fiscal Laura Castagno. La imputada, en tanto, recibe el asesoramiento legal del abogado de la defensa pública, Gustavo Oyarzun.

En la ocasión, la fiscala relató los hechos presentados en la pieza de acusación pública. Luego enumeró y fundamentó los medios de prueba testimoniales y documentales que presentara en las audiencias de debate.

Con respecto a la calificación legal escogida, Castagno, requirió al juez Pérez que la causa penal sea elevada a juicio con la acusación de presunta autora de los delitos de daño, amenazas y desobediencia.

A su turno, Oyarzun, formuló oposición a que los hechos sean elevados a la etapa de juicio oral y público.  En este sentido, consideró que el Ministerio Público Fiscal no cuenta con evidencias serias para solicitar que la causa prosiga en la instancia de audiencias de debate.  

Asimismo, presentó denuncias efectuadas por la imputada en la comisaría de la mujer, contra uno de los denunciantes.

Luego de escuchar los pedidos de las partes, Pérez se retiró a deliberar y anunció que en el plazo de tres días informará las partes su resolución judicial.

El caso

El hecho ocurrió, el 21 de mayo de 2018, en un domicilio ubicado sobre calle 28 de julio y Sarmiento. Allí, a las 19:30, se encontraban la víctima, su pareja y un amigo.

En este contexto, se presentó Mónica Urigh quien comenzó a arrojar piedras contra la puerta de ingreso de la casa y provocó la rotura de un vidrio. Asimismo, habría amenazado a la víctima y su pareja, expresándoles “Les voy a meter un tiro, los voy a degollar”. Toda la situación quedo registrada en la filmación del teléfono celular de un testigo.

La segunda causa, está vinculada el 17 de diciembre de 2018, a las 17.00 la imputada envio mensajes amenazantes al teléfono celular de la denunciante. La imputada realizó este accionar desobedeciendo una orden judicial de prohibición de contacto.