El mundo futbolístico conmocionado tras la escena donde Eriksen se desploma en mitad del partido Dinamarca-Finlandia.La UEFA suspendió el partido después de que el jugador del Inter fuera atendido en el césped durante un cuarto de hora y abandonara el estadio de Copenhague en camilla.

El capitán de Dinamarca, Christian Eriksen, se desplomó en el minuto 43 del partido que enfrenta a su selección y Finlandia en el Parken Stadium de Copenhague.

Sin recibir el impacto de ningún futbolista, el futbolista del Inter se cayó al suelo y tuvo que ser atendido de urgencia por los servicios médicos de la selección danesa.

Conscientes de la gravedad de la situación, sus compañeros protegieron la intimidad de Eriksen para que las cámaras de televisión no pudieran captar las maniobras de reanimación que estaban realizando los médicos.

Algunos primeros planos de la televisión (rápidamente cortados) pusieron los pelos de punta, evidenciando la gravedad de la situación.

Posteriormente, la realización televisiva se ciñó a emitir planos largos, sin que se viera al futbolista.

Eriksen ha abandonado el terreno de juego en una camilla, protegido por unas sábanas y por sus compañeros alrededor de 15 minutos después del incidente, rodeado de sanitarios.Poco después, la UEFA ha anunciado que el encuentro quedaba suspendido por una “emergencia médica”.

Antes de eso, tanto los jugadores de Finlandia como el equipo arbitral habían abandonado el césped.Han sido unos minutos terroríficos, en los que una familiar de Eriksen (presumiblemente su pareja) ha bajado al césped, siendo consolada por Schmeichel y Kjaer mientras los médicos atendían al jugador del Inter.

Compañeros, rivales y aficionados lloraban desconsolados a la espera de que el incidente se quede en un simple susto.