Ricardo Almirón declaró durante cinco horas. Dijo que ni su jefe ni la médica de la prepaga ni la psiquiatra se preocuparon por su salud cardiológica.

Ricardo Omar Almirón, el enfermero que cuidaba a Diego Armando Maradona durante el turno noche, fue indagado este lunes y complicó la situación de su jefe Mariano Perroni, de la médica de la prepaga Nancy Forlini y de la psiquiatra Agustina Cosachov. También habló de firmas truchas.

Almirón, el primero de los siete sospechosos de haber “abandonado a su suerte” a Maradona, fue indagado por los fiscales de San Isidro que investigan el caso y afirmó que Peroni, Forlini y Cosachov no se preocuparon por la situación cardiológica del paciente.

Almirón también dijo que esos tres imputados tampoco le dieron la historia clínica del “10”, informaron fuentes judiciales a la agencia de noticias Télam.

Tras declarar durante cinco horas, el enfermero también reveló que tras la muerte del ex futbolista él entregó una serie de planillas sin la firma del paciente. Sin embargo, estos documentos luego aparecieron con la supuesta firma del exdirector técnico de Gimnasia.

Por ese motivo, los fiscales investigarán si hubo una falsificación de la firma del “10”.

Según el expediente, el enfermero fue la última persona en ver con vida al astro antes de su muerte, el 25 de noviembre del año pasado, en el barrio privado San Andrés, en Tigre.

Con la presencia de Almirón, la fiscalía que investiga la muerte de Maradona comenzó este lunes con la serie de declaraciones indagatorias a todos los imputados

El miércoles 16 será el turno de Dahiana Gisela Madrid (36), también enfermera. Y el viernes 18 le tocará al coordinador de enfermeros de la empresa Medidom, Mariano Ariel Perroni (40).

El lunes 21 indagarán a la médica Nancy Edith Forlini (52), el miércoles 23 al psicólogo Carlos Ángel “Charly” Díaz (29), el viernes 25 a la psiquiatra Agustina Cosachov (36) y el lunes 28 al neurocirujano Leopoldo Luciano Luque (39).