Si bien a nivel mundial la fecha coincide con el fallecimiento de William Shakespeare y Miguel de Cervantes, en Argentina se celebra cada 15 de junio.

¿Por qué se celebra hoy el Día Nacional del Libro?

El 15 de junio de 1908 se entregaron premios y distinciones de un concurso literario organizado por el entonces Consejo Nacional de Mujeres de la República Argentina. Desde entonces, la biblioteca del organismo tomó la iniciativa de fomentar el hábito de lectura y recordar al libro como registro imperecedero del pensamiento y de la vida de los individuos y las sociedades.

Los primeros años de su conmemoración se denominaba a este día como “Fiesta del Libro”. En 1924, el Consejo Nacional de Mujeres consiguió que su proyecto sea instaurado por el presidente Marcelo Torcuato de Alvear Pacheco el Decreto Nº 1.038, a nivel nacional.

El 11 de junio de 1941 una resolución del Ministerio de Educación cambió la denominación por “Día del Libro”, que se mantiene hoy en día.

Está efeméride tiene como fin la promoción de la lectura y para ello se suelen organizar diversos eventos para difundir este habito cultural que fomenta la imaginación y amplia el vocabulario, así como también ayuda y mejora la ortografía.

La UNESCO distingue cada año a una ciudad del mundo como “Capital Mundial del Libro”. En 2011, el organismo eligió a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por “la calidad y variedad de acciones que promueven la actividad literaria” en una ciudad que “cultiva la lectura y la creación como una de sus principales actividades simbólicas”.

Con una diversidad de plataformas como el tradicional papel, el formato electrónico, con dibujos o en colores, en la actualidad hay tanto tipos de libros como lectores. Para todas las edades y los hay para todos los gustos.