Pertenecientes a un integrante de la población de cazadores-recolectores prehispánicos con unos 500 años de antigüedad. La ceremonia ancestral de entierro se realizará este viernes.

Los restos fueron encontrados en cercanías de Puerto Madryn.
Los restos fueron encontrados en cercanías de Puerto Madryn.

Los restos óseos de un poblador originario que fueron encontrados en cercanías de Puerto Madryn fueron entregados por las autoridades del Centro Nacional Patagónico (Cenpat) para que se restituyan al mismo lugar donde fueron hallados.

“Se trata de un integrante de la población de cazadores-recolectores prehispánicos con unos 500 años de antigüedad que fue encontrado por unos vecinos, quienes dieron aviso y se procedió a su rescate para el análisis”, explicó la investigadora Julieta Gómez Otero, del Instituto de Diversidad y Evolución Austral.

La entrega fue realizada por las  autoridades del Centro Nacional Patagónico (Cenpat).
La entrega fue realizada por las autoridades del Centro Nacional Patagónico (Cenpat).

Una vez que se confirmó que se trataba de un integrante de pueblo originario, la osamenta fue devuelta esta mañana a los lonkos que oficiaron de representantes institucionales para su restitución en el mismo lugar donde fueron hallados, es decir en las afueras de Puerto Madryn, sobre el noreste del Chubut.

La arqueóloga detalló que es bastante habitual que se encuentren restos en lugares de suelo blando, médanos o albardones.

El protocolo de actuación
Ante el encuentro de huesos le da intervención a ese centro de investigación, que depende del Conicet, previo aviso a una comisión que integran varias organizaciones públicas y privadas, tal como lo establece la ley provincial.

Primero se debe determinar que se trate de huesos humanos, y luego establecer el posible origen porque “pueden ser los restos de un homicidio, alguna víctima de la dictadura o un poblador originario, eso no se sabe hasta que no se descartan posibilidades y se somete a estudios”, explicó la especialista a Télam.

La idea es que los restos vuelvan al lugar donde fueron hallados.
La idea es que los restos vuelvan al lugar donde fueron hallados.

Gómez Otero agregó que “la particularidad de este hallazgo fue que los huesos no estaban en su posición original sino que formaban una especie de dibujo cuyo significado no sabemos hasta ahora”.

Esto significa que el cuerpo tuvo un doble entierro: el primero hasta que las partes blandas se descompongan y el restante para ubicarlos en otro lugar haciendo la figura que por ahora es un misterio.

“Ese tipo de comportamiento se observó en otros cuatro lugares, entre ellos en hallazgos en las desembocaduras de los ríos Colorado y Río Negro, pero no acá, aunque no nos sorprende que se apliquen prácticas de otras comarcas” explicó.

En general los cuerpos encontrados de los pobladores originarios en el actual territorio de Chubut están ubicados en posición fetal, recostados sobre un lado en la mayoría, pero también boca arriba y boca abajo.

“En aquellos casos que están boca abajo son más importantes al parecer por las pertenencias que tienen alrededor, generalmente elementos de valor que forman parte del lecho fúnebre. Así encontramos dos” recordó la arqueóloga.

El enterratorio de los restos devueltos este jueves se realizará el viernes en una ceremonia ancestral.