Un insólito hecho sacude a un pueblo de Ecuador, dando mucho que hablar. Una familia tuvo que suspender el funeral de un joven de 26 años porque presentó “movimientos musculares” dentro del ataúd.

El hombre falleció el jueves pasado luego de participar de una carrera ilegal de motos y protagonizar un accidente que le costó la vida. El sujeto chocó contra otro conductor y toda la secuencia quedó grabada en un video que se volvió viral.

Según informaron medios del lugar, el joven falleció en el momento del accidente. Por su religión, la familia no autorizó una autopsia porque iba en contra de sus creencias. Pero, sorprendentemente, el cuerpo del hombre mostró unos movimientos muy extraños durante su ceremonia.

Al notarlo,su familia decidió retirarlo del funeral porque pensaron que aún seguía con vida. Sin perder el tiempo, lo llevaron al hospital pero al llegar lo declararon muerto por segunda vez.

“Cuando mi hijo se accidentó, los médicos dijeron que ya estaba sin vida, cuando no fue así. Él tenía signos vitales, pero no lo quisieron atender en el hospital. Lo mantendremos en el velatorio para ver si reacciona porque presenta movimientos musculares”, declaró el padre del muerto a el medio El Universo.

Increíblemente, los padres esperaban que su hijo “resucitara como Lázaro” y armaron un gran revuelo en el centro médico.

Debido a los extraños acontecimientos, las autoridades locales optaron por intervenir en la lamentable situación y se llevaron el cadáver del joven para realizar los procedimientos correspondientes.